La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) máximo órgano de representación del gremio, consolida, unifica y promueve desde 1953 a las empresas afiliadas del país, otorgándoles múltiples servicios.

1Cuando la construcción inicia, irradia movimiento en una amplia gama de la cadena productiva: desde los fabricantes y proveedores de todo tipo de materiales, pasando por contratistas y subcontratistas, hasta personal operativo y administrativo. La complejidad de este sector, provoca aspectos singulares: debido a lo riesgos de la actividad, el acceso a créditos es muy sinuoso; la solicitud de fianzas es todo un reto; las licitaciones de obras se convierten como una competencia de obstáculos. Quizá por ello, la terminación de cada obra es todo un acontecimiento.

Platicamos con el Arq. Raúl Villanueva, quien actualmente liderea una de las agrupaciones empresariales más importantes no solo de Quintana Roo, sino del País, pues tiene representación en toda la República y es la única Cámara que entre muchos otros servicios, ofrece capacitación de altos niveles académicos como Diplomados y Maestrías, con validéz oficial, reconocidos ante la SEP.

La CMIC se ha caracterizado por tener proyectos concretos en cada periodo, ¿cuáles han sido su prioridad como Presidente de la Cámara?

Primero, representar dignamente a todos los afiliados a la CMIC delegación Q. Roo en los diversos foros, reuniones de trabajo y actos públicos  en los que participo. Segundo, es necesario puntualizar que independientemente de lo primero, en el Comité Directivo 2015-2016 que actualmente presido nos regimos en un Plan de Trabajo con el cual nos comprometimos a trabajar durante mi campaña y sobre eso estamos dando resultados. En el Plan de Trabajo, propusimos proporcionar al afiliado una asesoría legal profesional para que reciba la mejor orientación en caso de tener algún problema con cualquier autoridad. Asimismo, planteamos brindar al afiliado un Seguro Médico de Gastos Mayores para protegerlo ante cualquier eventualidad donde esté en peligro su integridad física. Y, por último, coadyuvar a la certificación de nuestras empresas afiliadas para que con ello mejoren sus procesos administrativos y sean más competitivos, realizando siempre las gestiones de trabajo ante todas las dependencias con las que corresponde nos interactuar.

Estos puntos para mí son importantes porque como Cámara debemos de mejorar los servicios que prestamos a nuestros afiliados, independientemente que con ello también buscamos eficientizar los procesos administrativos  de la propia institución gremial. Con esto, al final lo que perseguimos es buscar la participación de los afiliados y fortalecer la unión del gremio en la Entidad.

En materia legislativa, hay un consenso sobre el negativo impacto de la Reforma Fiscal tanto para el sector productivo como para la sociedad en general. ¿Qué tanto lo resintió la industria de la construcción y qué propondrían en las discusiones del paquete fiscal para 2016?

La industria de la construcción resintió el efecto negativo de la Reforma Fiscal, sobretodo nosotros acá en el Estado derivado del incremento del impuesto del IVA del 11 al 16%. La situación conllevó a una baja de las inversiones debido a la elevación del costo por metro cuadrado de la construcción. Esto impactó tanto para las inversiones privadas como públicas, pero en realidad el más afectado fue el ciudadano de a pie que cada vez tiene más lejana la posibilidad de hacer mejoras a su vivienda ante el incremento de los precios.

Cuando se trata de invertir en mejorar la vivienda de la gente y elevar su calidad de vida, propondría otorgar incentivos fiscales a la obra social que se ejecute. Por otra parte, hacer lo propio para fortalecer a las PyMES, ya que estas son el verdadero motor de nuestra economía y representan el 97% de las empresas en México; por lo tanto, estas medidas serían muy importantes no solo porque dinamizarían la economía interna del país, sino porque de esta forma, atraen con un efecto imán múltiples beneficios para toda la población.

La industria de la construcción se enfrenta a grandes retos, existe la percepción de que varios constructores de la región se encuentran en fuertes apuros financieros e incluso algunos hasta han tenido que cerrar sus empresas, ¿cuáles considera que son los motivos?

Realmente hay que recordar que el sector de la construcción es una industria fuerte y activa cuando un país crece y se desarrolla satisfactoriamente, sin embargo, cuando este tiene márgenes inferiores de desarrollo, la construcción es la primera en resentir los impactos adversos. Por este motivo es que muchas empresas constructoras han optado por endeudarse con el propósito de mantener su plantilla de trabajo, aguardando mejores tiempos; pero también, tenemos que reconocer, con mucha preocupación, que en ocasiones al no poder cumplir con sus compromisos crediticios, finalmente tienen que cerrar para no perder todo ante la escasez de trabajo que impera, principalmente en el sector público. Y es que, derivado del crecimiento minúsculo que ha tenido México en los últimos años, no podemos esperar un panorama alentador para nuestro sector.

La volatilidad del dólar parece que empezará a impactar en la macro y microeconomía, ¿cómo la van sorteando los agremiados a CMIC?

No sabemos con exactitud lo que están haciendo los constructores para enfrentar la situación por lo complejo que es la economía, sin embargo, le hemos dicho que en los casos donde se pueden reconocer los incrementos en los materiales que se están utilizando en la construcción hay que hacerlo. Es importante ir ajustando nuestros presupuestos para observar cuáles materiales son los que se están moviendo en los índices de precios. Por ejemplo, existen insumos que se utilizan en la construcción tales como el cemento, el acero, aluminio, cobre, etc., que se cotizan en el mercado internacional en dólares. Y ante esta escalada de precios que ha habido por el incremento en el valor del dólar, es innegable el impacto negativo hacia la industria de la construcción.

Es importante subrayar que, derivado de este problema, en algunos casos, sobretodo en la obra privada, nuestros afiliados pueden lograr algún arreglo con sus contratantes, pero en la obra pública es diferente puesto que hay un contrato firmado por lo que tenemos que revisar si las cláusulas permiten hacer o no un ajuste de costos, de ahí se desprende la importancia en tener presente como se van comportando los costos de materiales porque definitivamente impactan  de forma importante en el sector constructivo.

Entre impuestos federales, estatales, municipales, nóminas, inspecciones del IMSS, STPS, y un largo etcétera, pareciera que ser empresario se ha vuelto una aventura de alto riesgo ¿qué se necesita para impulsar a los emprendedores? ¿Cuál debe ser el espíritu del emprendedor?

Primero considero que lo más importante es tener una excelente asesoría y orientación que permita definir muy bien nuestros objetivos y con ello tener claridad del campo empresarial en el que nos vamos a desarrollar. Segundo, conocer el mercado en el que se va a incursionar, la oferta y demanda del producto o servicio que vamos a ofrecer. Y, por último, tener muy claro la inversión mínima que tenemos que realizar para responder con calidad a las expectativas de nuestro negocio.

En cuanto al espíritu del emprendedor considero que se necesita tener mucha creatividad, visión, amor, responsabilidad y, desde luego, mucho coraje y ánimo para echarle ganas a lo que desea emprender.

En promedio, 3 de cada 10 nuevas empresas mueren en su primer año de vida y el 70% cierra antes de que cumplan 5 años, ¿cómo impulsar que mejoren las estadísticas, en el giro de la industria de la construcción?

En este contexto es muy importante recalcar que la CMIC realiza alianzas con organismos que manejan recursos públicos y privados; nosotros tenemos la gran ventaja de que vivimos en un Estado próspero y de trabajo pues en nuestro sector siempre hay, sin embargo, también es importante sabernos promocionar como empresas, salir a buscar el trabajo donde quiera que haya. Hoy estamos impactando y apoyando a nuestros afiliados a tener su página web para estar al alcance de cualquier persona que requiera nuestros servicios y no solo depender de un solo nicho de mercado.

La nueva sede en Solidaridad es un gran logro en esta gestión como Pte. de la CMIC, ¿cómo fue el proceso para concluirla?

Es importante mencionar que la gestión inició hace aproximadamente 3 o 4 años al conseguir el terreno y poco después formularse el proyecto del edificio de la CMIC en Playa del Carmen. Sin embargo, cuando asumo la presidencia CMIC de esta delegación ya se había iniciado una parte de la obra, no en el sitio actual, pero si se había realizado una parte de la estructura metálica del edificio que estaba en un 50 a 60% de avance en el taller, pero estaba suspendida aparentemente por manejos inadecuados durante su ejecución. Es por ello que para evitar problemas y brindar transparencia al proceso de realización de la misma decidimos hacer un proceso de licitación entre nuestros afiliados misma donde se otorgaron dos contratos al mismo número de empresas para concluir tan importante obra.

Lamentablemente en la ejecución del proyecto tuvimos unos retrasos en cuanto a la definición de ciertas cuestiones que no estaban concretas, pero al final lo importante es que logramos concluirla con éxito haciendo las gestiones necesarias para el equipamiento y mobiliario que corresponden, adecuando un edificio de calidad y acorde a las necesidades del entorno empresarial ágil, dinámico y competitivo.

Este es un logro importantísimo para el actual Comité Directivo 2015-2016 y estamos seguros que este nuevo edificio va a generar muchos beneficios no solo para la ciudad de Playa del Carmen, sino en toda la Zona Norte del Estado, ampliando el abanico de oportunidades tanto para nuestros afiliados a la CMIC como para las empresas del sector turístico y de servicios. Nuestro interés es ampliar los cursos y fortalecer la capacitación en esta zona del Estado, por el nivel de importancia que representa.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *