Desde la participación del duque de Cambridge y sus hijos a la actuación de las Spice Girls. Repasamos todo lo que se sabe del enlace

El palacio de Kensington ha lanzado este viernes un nuevo comunicado con los últimos datos sobre el enlace de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle que se celebra el próximo 19 de mayo. La última noticia que llega desde la institución real es que el número de asistentes al enlace será de 2.640 personas, que presenciarán la llegada de los novios tras el enlace desde los terrenos del Castillo de Windsor. Repasamos todo lo que se sabe hasta ahora de la boda del nieto de Isabel II.

El 19 de mayo en la capilla de San Jorge. El hijo menor de Carlos y Diana se casará con la intérprete el sábado 19 de mayo a las 12 de la mañana en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres. Se trata de un templo de estilo gótico, que data del siglo XV y tiene capacidad para albergar a 800 personas, está ubicado en el ala más baja del castillo de Windsor, donde la reina Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, suelen pasar largas temporadas.

Dos religiosos oficiarán el enlace. El encargado de unir en matrimonio a Enrique y Meghan será el arzobispo de Canterbury, que oficiará la parte de la ceremonia en la que los futuros esposos se profesarán sus votos matrimoniales; el resto de la misa será oficiada por el reverendo David Conner.

Guillermo de Inglaterra, el padrino. Igual que para el enlace de los duques de Cambridge, en abril de 2011, el padrino fue el príncipe Enrique, se espera que Guillermo de Inglaterra haga lo propio y sea el padrino de su hermano Enrique.

El papel de los hijos de los duques de Cambridge. Aunque tampoco está confirmado de manera oficial, no se descarta que los hijos de los duques de Cambridge, los príncipes Jorge y Carlota, de 4 y 2 años, asuman el papel de pajes durante la ceremonia. Una imagen muy esperada por muchos ya que los sobrinos del príncipe Enrique de Inglaterra suelen acaparar el protagonismo de cada acontecimiento al que acuden por sus graciosos gestos y actitudes, normales en niños de su edad. Los niños ya asumieron este papel en la boda de su tía Pippa Middleton.

Tradicional paseo en carruaje para saludar a los asistentes. El enlace se estima que durará una hora y, justo después, Enrique y Megan Markle darán el ya tradicional paseo para mostrar a los británicos y al mundo su recién estrenado matrimonio. Tras bajar las imponentes escaleras de la Iglesia de San Jorge, la pareja recorrerá en carruaje las calles de Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road o Long Walk para regresar de nuevo al castillo donde tendrá lugar la celebración,

Más de 2.000 asistentes presenciarán la llegada de los novios. Según ha anunciado el palacio de Kensington en la mañana de este viernes, 2.640 personas acudirán a los terrenos del Castillo de Windsor para disfrutar en primera fila de los novios tras la ceremonia nupcial. De los asistentes, 1.200 serán personas que han servido a sus comunidades y serán elegidos por los representantes de la Reina en todo Reino Unido; habrá 100 alumnos de dos escuelas locales; 200 personas de organizaciones benéficas e instituciones apoyadas por Enrique de Inglaterra y Meghan Markle; 610 miembros de la comunidad del Castillo de Windsor y 530 miembros de la Casa Real.

Las Spice Girls y Elton John, entre los invitados. Las Spice Girls están invitadas a la que será la boda del año en Inglaterra. Según confirmaba hace unos días Mel B en un programa de televisión, las cinco componentes de la girl band podrían asistir al enlace y, además, no se descarta que actúen durante la celebración. También se espera la asistencia de Elton John, que a principios de febrero canceló los conciertos en Las Vegas que tenía programados para el fin de semana del enlace. El intérprete británico era íntimo amigo de la madre de Enrique de Inglaterra, la princesa Diana, y fue uno de los asistentes a la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton en la abadía de Westminster en 2011.

Meghan Markle romperá el protocolo. Según informan los medios británicos, la prometida de Enrique de Inglaterra planea variar el protocolo habitual en las bodas de la familia real británica de varias formas. Como ya reveló The Sunday Times, Markle ofrecerá un discurso a los asistentes al enlace en la recepción que se celebrará tras la ceremonia nupcial en el que rendirá un “cariñoso” tributo a su esposo y mostrará su agradecimiento hacia Isabel II.

Se rumorea también que la intérprete de 36 años, también quiere que quien la acompañe al altar sea su madre, y no su padre como manda la tradición. Mientras el príncipe y la hoy exactriz sí han sido fotografiados junto a Doria Radland, en la pasada edición de los Juegos Invictus en Toronto, no hay imágenes de la pareja con el padre de Markle, Thomas Markle, que trabajó como iluminador en Hollywood y hoy vive en México.

Barack y Michelle Obama, la gran incógnita. Es de sobra conocida la gran amistad entre Enrique de Inglaterra y Barack y Michelle Obama. El matrimonio fue uno de los primeros en felicitar al príncipe y a su prometida Meghan Markle tras anunciar su compromiso el pasado 27 de noviembre y no se descarta que estén entre la lista de invitados para la boda. Algo que aún no han confirmado desde la Casa Real, pero ya ha creado nerviosismo debido a que podría desencadenar un problema diplomático con la Administración Trump.

La relación entre el quinto a la línea de sucesión al trono británico y el expresidente de Estados Unidos y su esposa se remonta a 2015, cuando se conocieron en una cena en la Casa Blanca. Desde entonces no han perdido el contacto, unidos por su interés compartido por los veteranos de guerra y las nuevas generaciones de jóvenes, entre otras causas.

Recepción de los invitados. La recepción de los invitados tendrá lugar en el salón de San Jorge, una de las salas más imponentes del castillo que se suele emplear para realizar banquetes de Estado. Los asistentes al enlace serán trasladados a esta sala mientras que los novios recorren las calles del corazón del condado de Berkshire.

Título nobiliario. Tras la boda, el príncipe Enrique y Meghan Markle recibirán un título nobiliario. Según algunos expertos, es probable que Isabel II conceda a la pareja el ducado de Sussex, pues es un título que no ha estado en la familia real desde 1843.

Bajo la monarquía británica, el título de príncipe o princesa solo se otorga a aquellos que nacieron en la realeza, lo que significa que si Enrique y Meghan tuvieran hijos sí serían llamados como tal. Igual que ocurre con los que serían sus primos, los hijos de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, los príncipes Jorge y Carlota, y el tercero que viene en camino y que nacerá en abril.

Fuente: elpaís

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *