De 2012 a 2016, 28 priistas han gobernado o siguen gestionando 22 entidades del país. Durante ese periodo, han dejado pendiente de solventar hasta enero de 2018 más de 140 mil millones de pesos recibidos tanto de gasto programable como de participaciones, el 76 por ciento del total de las entidades. Este dinero equivale a 31 por ciento más del presupuesto para 2018 destinado a la Sedesol o 15 por ciento más de los destinado para la Secretaría de Salud.

Pese a las denuncias penales del órgano fiscalizador ante la PGR, de los priistas implicados, solo el ex mandatario de Veracruz, Javier Duarte, está preso. Lejos de ser investigados, dos de ellos, Rubén Moreira (Coahuila) y Eruviel Ávila (Edomex), tienen cargos en el partido; César Duarte (Chihuahua) sigue pendiente de ser extraditado de Estados Unidos, y a Rodrigo Medina (Nuevo León) se le exoneró de uno de los tres cargos que se le indagan.

Ciudad de México, 6 de marzo (SinEmbargo).– Los 22 estados que han sido gobernados por 28 priistas a la par de este sexenio acumulan al menos 140 mil 338 millones 600 mil pesos sin solventar de 2012 a enero de 2018, lo que representa el 76.64 por ciento del dinero público arrastrado por todas las entidades en ese periodo, de acuerdo con la Cuenta Pública 2016 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Entre gobiernos estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), municipales y universidades públicas no han resuelto 120 mil 469 millones 900 mil pesos de gasto programable durante el periodo referido, y directamente los gobiernos estatales del tricolor no han solventado 19 mil 868 millones 700 mil pesos de participaciones.

Los más de 140 mil millones de pesos sin solventar en seis años equivalen a 31 por ciento más del presupuesto para 2018 destinado a la Secretaría de Desarrollo Social (106 mil mdp) o 15 por ciento más del presupuesto para la Secretaría de Salud (121 mil mdp).

Respecto a los tres gobernadores que más acumulan dinero sin solventar proveniente de participaciones son el veracruzano Javier Duarte (7 mil 958 millones), el neolonés Rodrigo Medina (5 mil 823 millones) y el tamaulipeco Egidio Torres (mil 594 millones).

SIN CASTIGO Y PROTEGIDOS

La Auditoría Superior ha presentado denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR) a estos 22 estados por 32 mil 32 millones de pesos tras fiscalización del uso de los recursos federales y denuncias penales por 6 mil 186 millones de pesos por simulación de reintegro del dinero público a enero de 2018.

Sin embargo, de los 30 priistas gobernadores implicados en estas irregularidades, solo el ex mandatario de Veracruz Javier Duarte está preso señalado de desvío de recursos públicos. Además, dos de ellos tienen cargos en el partido.

Otro priista, Rodrigo Medina, estuvo menos de un día encarcelado en el penal de Topo Chico, Nuevo León, a finales de enero del año pasado. Pero este jueves un juez decidió no vincularlo a proceso por el delito de uso indebido de funciones públicas tras el contrato con la automotriz Kia Motors ante la falta de pruebas suficientes. El ex mandatario también enfrenta los procesos por desvío de recursos públicos y contra el patrimonio del estado norteño.

Desde enero, la PGR anunció que estaba casi terminado el procedimiento para solicitar la extradición de César Duarte de Estados Unidos a México, acumula once causas penales, tanto de la Fiscalía General de Chihuahua como del orden federal. Pero, pese a que se le siguen asegurando ranchos, sigue sin proceder.

Otro a quien se le incautó fue a el ex Gobernador de Nayarit Roberto Sandoval. Hoy, la Fiscalía General de Nayarit (FGE) le aseguró cinco propiedades en el marco de su investigación por presunto enriquecimiento ilícito y en días pasados se aprobó someterlo a juicio político, acusado por el presunto desvío de 2 mil 700 millones de pesos, uso indebido de recursos públicos, enriquecimiento ilícito, encubrimiento y cohecho.

Fausto Vallejo Figueroa busca regresar a la función pública, pero ahora bajos las siglas de los partidos Encuentro Social (PES) y del Trabajo (PT) que lo perfilan como su candidato para la Presidencia Municipal de Morelia, Michoacán.

Otro de los ex mandatarios con señalamientos por montos sin solventar es José Eduardo Calzada Rovirosa, ex Gobernador de Querétaro y actual titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

El ex Gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, hoy es Director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo. Y el pasado domingo, recibió un reconocimiento con motivo del 75 Aniversario de la CNOP de las manos de José Antonio Meade.

Otro de los recientemente integrados como coordinadores de la campaña del candidato de la coalición “Todos por México” es Mariano González Zarur, ex Gobernador de Tlaxcala, quien fue presentado en días pasados como coordinador de la quinta circunscripción.

Quien no fue cobijado por el Gobierno federal, pero sí en el PRI, fue el ex Gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz, quien fue nombrado líder del partido en la Ciudad de México, en diciembre pasado.

En octubre pasado, el ex Gobernador Mario Anguiano fue inhabilitado por el Congreso del Colima para ejercer cargos públicos por 23 años y recibió multas por 45 millones de pesos por las irregularidades presupuestarias de su gestión en los años 2013, 2014 y de enero a agosto de 2015.

Fuente. Sin Embargo.

  • Gaja

    marzo 12, 2018 #1 Author

    gracias por su trabajo!

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *