En realidad me resulta más sugerente la intimidad del invierno, pero cuando la temperatura sube y la exhuberancia primaveral incita al encuentro con el otro, ¿por qué no abandonarse a la cachondería estacional? Y con estas tardes de lluvia…

Para ciertas sensibilidades el amor entra por los oídos y elegir la música adecuada puede significar la diferencia entre entrar en el mood o conseguir el fondo musical de una película B de media noche… (ejem).

No faltará quien le eche la culpa al smoothjazz, que en buena medida ha servido para poblar el imaginario auditivo de clichés pseudosexys, pero hay fusiones -especialmente las más blueseadas o con una vena soul- que sí pueden resultar potentes afrodisiacos musicales.

¿Listos?

1. Si no estaban en el mood, este track es, en términos de Tom Jones, una sex bombJoss Stone y el maestro de maestros Jeff Beck, en una versión irresistible de I put a spell on you. (Les recuerdo que esta joven diva del soul se presenta en El Plaza Condesa, en el DF, en mayo, y aún hay boletos)

  1. Isaac Hayes.Sólo hay un adjetivo para describirlo: Fuf! Poco importa que haya sido el iniciador del soul sinfónico, esa voz, lamentablemente extinguida en 2008 con 66 años, tienen la insólita cualidad de provocar el olvido de todo lo que no sea el momento presente.

    A few more kisses to go, del álbum “Wonderful”:


  2. El trompetista Donald Byrd en una muy química colaboración conHayes:

    Feel like loving you to death, del álbum “Love Byrd” (1981)


  3. “Naked and true”
    es un discazo de Randy Crawford, de 1995, que se inspira en el cálido sonido californiano de los años 70 y 80. A ver qué les parece The glow of love.

​¿Y qué tal este cover, con un sonido más noventero, de Give Me the Night?

  1. Infaltable en esta lista es la elegancia clásica deNina Simone. El refinamiento y la suavidad con los que retoma a Bessie Smith con este blues de 1931, dota a esta canción de una sensualidad que sólo la Simone puede imprimirle.

    I want a little sugar in my bowl.

  2. En unmood más acid, un tema muy sugerente de la banda austriacaCount basic: Joy and pain, del disco “First Decade 1994-2004”.

  3. Si alguien se imaginó que la lista contendría el ya inmortal blues deJoe Cocker, en el afán de alejarnos de los clichés aquí hay otra propuesta para unstreap-tease, con el instrumento del erotismo musical por excelencia. Joshua Redman, en el álbum de 1994, “Moodswing”. La canción se llama Chill.

  4. Pocas veces una flauta puede escucharse más sensual. SóloYusef Lateef con esta canción de un disco cuyo titulo describe de manera inmejorable al intérprete: The Gentle Giant. Con ustedes, Nubian Lady.

  5. Para el arrumaco. Una joya que tampoco podría llevar mejor título:Beautiful. De una sutilidad absoluta, esta pieza de 1999 deMeshell N’degeocello se incluye en “Bitter”, un álbum atípico en la producción de jazz fusión de esta cantante y bajista alemana, (quien, por cierto, nunca ha ofrecido presentaciones en México, aunque sí ha visitado el país para ofrecer clínicas de bajo).

    Para cerrar los ojos.

Y… ¿qué tal les fue? Compártanos algo de su soundtrack personal, que la primavera apenas comienza (y afortunadamente para mí, el meteorológico anuncia que tendrá mucho de invierno).

ELFINANCIERO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *