Cozumel.- Operativo del Instituto Nacional de Migración (INM) tuvo como resultado diez detenidos, entre trabajadores de cantinas y bailarinas, por “no traer consigo sus credenciales de elector” (¿!), aunque luego salieron libres, lo que fue criticado alegando que les causa perjuicios económicos, asustaron a la clientela, aunado a que los trataron como delincuentes.
En esta acción implementada por Jacinto Medina Vélez, subdelegado del INM, con un grupo de inspectores bajo su mando, que derivó en la detención de al menos diez personas, entre meseras, cocineros y bailarinas, retenidos bajo presunta investigación, participaron once elementos del Sector Naval, cuatro agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), y tres elementos de la Policía Federal.
Iniciaron a las 14:30 horas, visitando los bares nudistas “El Barco” y “La Embajada” situados frente al muelle para cruceros de Puerta Maya, luego prosiguieron con el también club nudista “Salsa” de la zona industrial, y al salir se dirigieron hacia el restaurante “Hooters” de la plaza de Punta Langosta, luego al bar “Las Brisas” de la calle Miguel Hidalgo entre 20 y 25 avenida de la colonia Centro, también “El Paisa” de la calle 7 Sur con Felipe Ángeles y finalmente al bar “El Recuerdo” de la avenida Juárez con 50 Norte de la colonia 10 de Abril.
Las personas retenidas “por no traer consigo sus credenciales de elector” (sic) fueron trasladadas a las instalaciones del INM situado en la 15 avenida con Miguel Hidalgo, pero uno a uno fueron saliendo del lugar al acreditar su nacionalidad mexicana.
Ninguna autoridad quiso dar información del operativo, mucho menos Jacinto Medina Vélez, subdelegado del INM, quien en cambio con sus agentes y apoyo federal no ha acudido a las joyerías de cadena del centro de la ciudad o a casas de buceo, donde laboran cientos de extranjeros, para verificar si su residencia en el país es legal. Tampoco fue a la casa de prostitución “clandestina” de la 19 con 25 Sur, donde guatemaltecas y hondureñas han sido señaladas de trabajar en ese lugar ejerciendo la prostitución.
El operativo causó malestar, quienes dijeron “hay que aguantar vara”, y a Joel Abraham Rodríguez Méndez, encargado de la cantina “El Recuerdo”, quien al respecto mencionó: “Se me hace muy absurdo. Nos tratan como delincuentes prácticamente. Somos trabajadores, somos mexicanos todos, no veo el motivo o la coherencia del operativo que están haciendo. Llegaron grabando (las autoridades), van tomando fotos, no se me hace ético, nos dijeron que era operativo de extranjeros y que tenían que revisar al personal y que los que no tuvieran credencial de elector se iban a ir (retenidos)”.
Dijo que las meseras están acreditadas ante el departamento de Fiscales del ayuntamiento, que les entrega unos gafetes para trabajar y que al momento tenían clientes en sus mesas, quienes al ver el operativo se marcharon, al igual que un grupo de norteamericanos que bebían unas cervezas en el interior.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *