Ante los insistentes rumores que colocan al senador con licencia y dueño del Partido Verde Ecologista de México, Jorge Emilio González Martínez, como un posible aspirante a la gubernatura, el alcalde capitalino, Eduardo Espinosa Abuxapqui, es el primer priista local que levanta fuerte la voz en contra de que el repudiado “Niño verde” llegue a ser candidato en el proceso electoral local que se celebrará el próximo año.

No es la primera vez que Abuxapqui se “salta las trancas” de la conocida disciplina priista, pues en el proceso electoral federal del 2012 fue uno de los que se opuso públicamente a que el “Niño verde” fuera el propietario de la fórmula que finalmente lo llevó como representante de los quintanarroenses al Senado de la República. En esa ocasión su voz fue acallada por las negociaciones cupulares, pero dejó el registro de su inconformidad.

Ahora, en la carrera por la gubernatura de Quintana Roo, muchos hombres están buscando ocupar el cargo que en septiembre de 2016 dejará el gobernador Roberto Borge Angulo.

Entre los aspirantes están Eduardo Espinosa Abuxapqui, Paul Carrillo de Cáceres, Raymundo King de la Rosa, José Luis Toledo Medina, Mauricio Góngora Escalante y en las últimas semanas se han mencionado al senador con licencia Jorge Emilio González, el “Niño verde”, cuya única posibilidad de acceder a la posición sería mediante una negociación cupular del PRI y el Verde, que cuente con el aval del presidente Enrique Peña Nieto.

Con la rumorología creciendo como la espuma, este lunes se cuestionó al presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui sobre la posibilidad de que el PRI en coalición con el Partido Verde decida abanderar al “Niño verde” y de manera firme respondió, que “no estaría de acuerdo”.

Muchos hablan de la estrecha relación que existe entre el presidente Enrique Peña Nieto y Jorge Emilio González, y que esto podría ser motivo para el partido verde siga obteniendo del PRI espacios que han sido de los quintanarroenses, como la senaduría y la diputación federal que ahora obtuvo Remberto Estrada.

Y es que los hechos hablan por sí solos, por lo que pensar en el advenimiento del “Niño Verde” en una eventual candidatura a gobernador no es descabellado, aunque resulte ofensivo para los políticos del patio.

Abuxapqui se opuso en el pasado a la nominación del amo y señor del Verde, y en esta carrera advierte que nuevamente se enfrentará a que el PRI le haga el caldo gordo a Jorge Emilio González.

Pero, de darse el caso, ¿tendrá el valor necesario para romper el pragmatismo priista y oponerse realmente a que un foráneo sin arraigo en el estado intente convertirse en gobernador?

Si las circunstancias se dan, llegado el momento Abuxapqui tendrá que demostrar de que lado está, si del de los miles de quintanarroenses que no quieren ver al “Niño Verde” como gobernador, o del de su partido que impone su voluntad a mansalva bajo un disfraz de “institucionalismo”. (Especial)

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *