Nuevo Tabasco, Bacalar.- Una narcoavioneta con un gran cargamento de droga sobrevoló y habría aterrizado y despegado en los límites del poblado de Nuevo Tabasco y campamentos menonitas, en el municipio de Bacalar, en la parte colindante sur del Área de Protección y Conservación de Flora y Fauna “Bala’an K’aax”, donde actualmente se encuentran varias pistas clandestinas que conforman la zona de narcopistas del triángulo de operaciones de cárteles del narcotráfico.

Pobladores de los alrededores señalaron que en días pasados una aeronave sospechosa sobrevoló por la zona, la cual aterrizó y luego emprendió el vuelo nuevamente, de la cual no saben en dónde acabó.

Se supo que en ese lugar, las autoridades la dejaron de ver en el radar; sin embargo, la última señal se quedó plasmada en un punto cercano a la comunidad de Nuevo Tabasco.

En el lugar, existe un tramo utilizado presuntamente como pista clandestina que tiene una longitud de 1.4 kilómetros y está alejada a 15 kilómetros de la carretera estatal Reforma-Miguel Alemán, en donde se carece de vigilancia policiaca, ya que las oficinas de las antiguas partidas se encuentran cerradas con candado.

Lo anterior permite las operaciones del narcotráfico con suma facilidad y holgura de tiempo, y con una cantidad importante de droga que se traduce en millones de pesos para los cárteles.

La pista clandestina se localiza en un camino sacacosechas de 8.2 kilómetros que construyó la pasada administración federal, y tiene las características perfectas para ser utilizada en cualquier momento.

De la misma forma, se observaron neumáticos usados al inicio de la presunta pista clandestina, las cuales evidencian las operaciones de avionetas y fácilmente pueden ser encendidas a modo de antorchas para facilitar la acción nocturna de aeronaves, además por lo solitario del lugar.

Asimismo existe una gran cantidad de troncos apilados en el camino, que podrían ser utilizadas como barricadas para retrasar el avance de las Fuerzas Armadas que pretendan llegar, por lo que se presume la continua actividad delincuencial.

También, a pocos metros, se tienen construidos algunos silos, diseñados para almacenar grano y otros materiales a granel, los cuales pudieran ser utilizados como almacenes para combustible e insumos para el trasiego de drogas.

Al otro lado del camino sacacosecha, se ubica parte colindante sur del Área de Protección y Conservación de Flora y Fauna “Bala’an K’aax”, y un par de kilómetros más adelante existe una gran extensión de tierras mecanizadas del grupo de menonitas que llegó desde hace una década.

Lo extraño es que los menonitas, al notar la presencia de cualquier vehículo desconocido en el lugar, se guardan en sus casas o en los costados de sus cultivos, y los vehículos utilitarios y maquinarias permanecen en los campos, supuestamente abandonados.

Algunas casas cuentan con antenas de radiocomunicación, las cuales están distribuidas estratégicamente en la extensa zona que abarca el campamento menonita, en donde a pesar de tener visibilidad de varios kilómetros a la redonda, por la devastación de la selva, no se observa a ninguna persona.

En el camino de terracería que comunica los asentamientos menonitas se cuenta con letreros que indican que es el Área de Protección y Conservación de Flora y Fauna “Bala’an K’aax”, los cuales han sido dañados con armas de fuego, marca inequívoca de los carteles que dominan la zona, en donde recientemente han aparecido avionetas quemadas.

En la misma brecha se encuentra un hoyo de aproximadamente cuatro metros de profundidad, diez metros de largo y ocho de ancho, en cuyo interior se encuentra una gran cantidad de desperdicios irreconocibles, ya que fueron quemados.

Durante todo el trayecto solamente se divisó una patrulla con elementos de la Policía Estatal Preventiva en la comunidad de Nuevo Tabasco.

Pistas clandestinas en la zona

El 28 de julio de 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó el aseguramiento de un narcoavión en una pista clandestina en las cercanías de Miguel Alemán y Río Verde, así como 200 kilos de cocaína, y armas largas y cortas en la localidad de El Gallito, todos en el municipio de Bacalar.

Los 200 kilos de cocaína hallada en el narcojet de la marca King Air 300, matrícula N-256NM, sin registro en la base de datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil, fueron valuados en más de 47 millones de pesos.

Cabe destacar que esta zona, principalmente Miguel Alemán, Río Verde y El Gallito, forman el triángulo de operaciones aéreas del narcotráfico internacional procedente de Sudamérica, en una ruta de vuelos ilícitos que entran a territorio mexicano por la frontera con Belice y se extiende hasta los territorios colindantes con los límites entre Quintana Roo y el estado de Campeche.

El 26 de noviembre 2018, el Ejército Mexicano destruyó una pista clandestina en terrenos ubicados en la franja en disputa entre Quintana Roo y Campeche, la cual tenía una longitud de un mil 100 metros, y que era utilizada para el aterrizaje de narcoavionetas.

Sin embargo, desde el poblado se tiene que avanzar entre caminos de difícil acceso más de 30 kilómetros hasta la pista clandestina que fue asegurada por el Ejército Mexicano el domingo próximo pasado.

A esa zona sólo se puede ingresar a bordo de vehículos militares, camionetas, a caballo o a pie, o en su caso, vía aérea, debido a que la brecha es demasiado sinuosa y angosta, aunque actualmente se encuentra seca.

El 25 de octubre de 2018 se encontró en la comunidad de Río Verde, municipio de Bacalar, dentro los cultivos de soya, una aeronave tipo Cessna color blanco con azul, con matrícula N335PG.

Esta avioneta se encuentra a unos 9 kilómetros y medio lineales de la narcopista que destruyeron los elementos del Ejército Mexicano, en la franja divisoria de los estados de Campeche y Quintana Roo, a unos 30 kilómetros de la población de Miguel Alemán, municipio de Bacalar.

La avioneta tipo Cessna, utilizada para el trasiego de al menos 700 kilos de cocaína, aterrizó en los límites de Quintana Roo con Campeche, y fue abandonada y quemada en medio de un campo de cultivo de soya en Río Verde, municipio de Bacalar.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.