La actividad turística en la Zona Hotelera de Cancún se desarrolló sin ningún tipo de complicación que pudiese haber generado el tema del terremoto de Honduras y el aviso de incremento de olas en el Caribe mexicano a consecuencia se dicho fenómeno telúrico.
Los prestadores de servicios náuticos operaron a un 60 por ciento con los paseos en yates, paracaídas, motos acuáticas y tours tanto en el área de playa como por el sistema lagunar Nichupté.
Incluso, muchos turistas extranjeros realizaron sus actividades de manera normal y acudieron al parador fotográfico de playa Delfines y en algunos casos aprovecharon que varios cocodrilos de la laguna salieron a la orilla a asolearse, como ocurre frecuentemente.
Contrario a lo que “corrió” en las redes sociales donde de manera irresponsable se mal informó de que habría fuertes afectaciones a las costas del Caribe mexicano, e incluso se habló de un tsunami, lo cual fue desmentido por las autoridades mediante avisos oficiales, pues únicamente se advirtió de un ligero incremento de olas de entre 30 centímetros e incluso hasta un metro, sin que esto fuese realmente peligroso.
Y en efecto, ayer miércoles durante un recorrido por la Zona Hotelera se pudo apreciar que todas las actividades turísticas se desarrollaron de manera normal y no hubo ningún tipo de afectación, inclusive por la falsa información que circuló sobre las consecuencias del terremoto que sí ocurrió en el mar Caribe frente a Honduras.
De hecho, trabajadores de diversas transportadoras turísticas que fueron consultados respecto a que si los turistas que movilizaron este día tuvieron algún tipo de inquietud sobre el supuesto tsunami, todos coincidieron en que pasó desapercibido porque las actividades programadas se efectuaron sin ningún tipo de complicación.
Prueba de ello es que el sector náutico tuvo una operación de alrededor 60 por ciento con los diversos servicios como son paseos en yates, en motos acuáticas, paracaídas, entre otros tanto del lado de la laguna como en el mar.
También se pudo apreciar que muchos turistas aprovecharon los radiantes rayos del sol para acudir al mundialmente conocido parador fotográfico de playa Delfines, donde además aprovecharon el hermoso panorama de El Mirador.
Finalmente, en el recorrido se pudo ver a muchos turistas más recorriendo el bulevar Kukulcán para visitar los mercados de artesanías y plazas comerciales, y en algunos casos durante su trayecto se toparon con la sorpresa de que algunos cocodrilos de la laguna se encontraban asoleándose como habitualmente y esto se convirtió en un atractivo más para los visitantes, lo que obligó a elementos de la Gendarmería dependientes de la Policía Federal, a estar atentos a dicha situación.
Como bien se informó en la edición de este miércoles, el día 9 de enero ocurrió un terremoto en el mar Caribe con epicentro en Honduras que se sitió ligeramente en algunas partes de Cancún, Cozumel y Chetumal.
Ante tal acontecimiento se estuvieron generando, principalmente en las redes sociales, situaciones de alerta por un supuesto tsunami en Cancún, así como en otras regiones de la Península de Yucatán, lo cual fue desmentido por las autoridades, quienes únicamente afirmaron que se pusieron en marcha los protocolos de prevención.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *