A pesar de la cuantiosa inversión de más de 10 millones de pesos que en estos dos últimos años se ha destinado para su remodelación, las instalaciones de la Alberca Olímpica de Cancún lucen deplorables, como si nunca hubieran recibido el más mínimo mantenimiento, por lo que este gasto ejercido por Antonio López Pinzón, titular de la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (Cojudeq), fue utilizado de muy mala manera, toda vez que dicho inmueble donde se celebró la pasada Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019, se encuentra en pésimas condiciones, no obstante que mensualmente recauda aproximadamente 250 mil pesos, por concepto del pago de la utilización de sus servicios, por parte de los 500 nadadores que asisten a este lugar de lunes a sábado.

Cabe señalar que este año la Cojudeq se embolsó 300 millones 150 mil 65 peso, luego de que el Congreso del Estado aprobó dicho presupuesto, además de la partida extraordinaria de 60 millones de pesos, cantidad con la que el Gobierno del Estado enfrentó el gasto que generó, el que Quintana Roo se convirtiera en la sede principal de la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019, luego de la visita privada que tuvo a bien realizar la cuestionada Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, quien después de gastar 127 millones de pesos en ambos eventos, ahora dice que esta dependencia pública no tiene ni para pagar la luz.

De esta manera queda demostrado que el deporte es un gran negocio solo para su dirigentes, quienes tras atiborrase los bolsillos con el dinero del erario nacional, dejan a su suerte tanto a los atletas como a las instalaciones donde tratan de entrenar, a pesar de las malas condiciones en las que se encuentran.

Tal es el caso de la Alberca Olímpica de Cancún, ubicada sobre la avenida Chichén Itzá, donde concurren aproximadamente 500 nadadores, los cuales pagan una cuota mensual de 500 pesos, cantidad que no se ve reflejada en el mantenimiento de dicho inmueble, donde penosamente se llevó a cabo la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019, toda vez que el agua tuvo que ser enfriada con bloques de hielo ante la falta de aireadores, los cuales siguen brillando por su ausencia, a pesar de que en el 2018, se realizó una inversión de 10 millones de pesos, en tanto que en este año se destinaron otros 2 millones de pesos, luego de que Quintana Roo se convirtió en sede de estos dos eventos.

Es así que haciendo cuentas la Alberca Olímpica de Cancún se embolsa al mes aproximadamente 250 mil pesos, bajo la razón social Administración Deportiva del Sureste, toda vez que los recibos que se extienden por el pago de la utilización de sus servicios llevan en la parte superior izquierda dicho nombre.

Lamentablemente estos recurso que se ingresan por parte de la explotación de este inmueble, no se han visto reflejados en el mantenimiento de sus instalaciones, las cuales deberían de lucir mucho mejor, toda vez que este lugar acaba de ser sede de la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019, lo que obligó tanto al Gobierno del Estado como a la Federación destinar un presupuesto para su remodelación, la cual a simple vista no se hizo, o se hizo con materiales de muy baja calidad, y con empresa que se esmeraron en gastar menos, ante el diezmo que tuvieron que dar a la Cojudeq.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.