Construir un Tren Turístico Transpeninsular e instalar la Secretaría de Turismo en Chetumal, forman parte de los compromisos presidenciales de Andrés Manuel López Obrador que tendrán positivo impacto en el estado de Quintana Roo.

Sin duda, el proyecto del Tren Turístico Transpeninsular es un tema que ha sonado mucho en los últimos días, ha despertado las expectativas y el interés de los distintos sectores en el estado, estimando un costo total de 64 mil 900 millones de pesos en las cuatro etapas que durará su construcción.

Esta obra de infraestructura ferroviaria forma parte del Proyecto de Nación de Andrés Manuel López Obrador, tiene por objetivo acercar el desarrollo a las comunidades nativas de la cultura maya e incrementar la competitividad del producto turístico Mundo Maya, por lo que hay quienes lo rebautizaron con el nombre de “Tren Maya”.

Con un costo proyectado de 64 mil 900 millones de pesos, se supone que el “Tren Maya” trasladará a los turistas nacionales e internacionales a lo largo del estado de Quintana Roo, de sur a norte, hasta llegar a la zona arqueológica de Calakmul, en Campeche, y de allí hasta Palenque, Chiapas.

El proyecto plantea la construcción de una vía ferroviaria con un tren turístico de mediana velocidad, no mayor a 150 kilómetros por hora, con 830 kilómetros de vía férrea entre Cancún y Palenque, con escalas en Playa del Carmen, Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Calakmul.

Con ello se incrementa el atractivo del producto turístico Mundo Maya y, en consecuencia, el flujo mundial de turistas interesados en la cultura y ecología.

La participación del gobierno federal, empresas privadas, pequeños propietarios y ejidatarios se contempla dentro del proyecto para darle factibilidad.

Se requieren 35 mil millones de pesos para los tres primeros años del proyecto, de los cuales una parte podrá ser de recursos privados.

El proyecto será construido en las siguientes etapas: la primera etapa Cancún-Tulum, 129.1 kilómetros, con un costo de infraestructura de 28 mil 100 millones de pesos y material rodante de 4 mil 400 millones de pesos. Se contempla crear 6 estaciones, vía doble, elevado en 80 por ciento del recorrido.

La segunda etapa Tulum-Bacalar, 209.8 kilómetros, con un costo de infraestructura de 11 mil 400 millones y material rodante de un mil 400 millones. Será de vía única, a nivel, con 2 estaciones.
La tercera etapa Bacalar-Escárcega, 268.6 kilómetros, con costo de infraestructura de 12 mil 100 millones de pesos y material rodante de un mil 500 millones de pesos. Será de vía única a nivel de 2 estaciones.

La cuarta y última etapa Escárcega-Palenque, 226.4 kilómetros, con costo de infraestructura de 5 mil 300 millones y de material rodante por 700 millones. Rehabilitación y realineamiento de vía existente, con 2 estaciones.

Los requerimientos iniciales presupuestales servirán para construir una vía férrea, con estructura aérea parcial, desde Cancún hasta Tulum, aprovechando el derecho de vía actual de la autopista federal y buscando la participación de capital privado en este trayecto.

El tramo de Tulum hasta Palenque se construiría ampliando el derecho de vía de la carretera federal entre Tulum y Palenque e involucrando como socios del proyecto a los ejidatarios y pequeños propietarios colindantes. Los trenes de mediana velocidad tendrán un costo de 4 mil 400 millones de pesos y el costo del desarrollo de la primera etapa es de 32 mil 500 millones de pesos.

Secretaría de Turismo en Chetumal

El virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó que las secretarías de Turismo (Sectur) y la de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) serán de las primeras en moverse de la Ciudad de México, como parte de su programa de descentralización de dependencias gubernamentales.

La Semarnat se trasladaría a la ciudad de Mérida, Yucatán, mientras que la Sectur se mudaría a Chetumal, Quintana Roo; aunque se reconoció que sería un proceso lento y ordenado, pero que empezaría desde el inicio del sexenio 2018-2024.

La propuesta inicial del reacomodo de las Secretarías y organismos descentralizados de Andrés Manuel tendría a una secretaría por estado, proyectada de la siguiente manera: Turismo a Chetumal, Quintana Roo; Medio Ambiente a Mérida, Yucatán; Desarrollo Social a Oaxaca, Oaxaca; Educación Pública a Puebla, Puebla; Cultura a Tlaxcala, Tlaxcala; Energía a Villahermosa, Tabasco; Función Pública a Querétaro, Querétaro; Trabajo a León Guanajuato; Comunicaciones y Transportes a San Luis Potosí, San Luis Potosí.

La Sedatu iría a Pachuca, Hidalgo; Economía a Monterrey, Nuevo León; Salud a Chilpancingo, Guerrero, y Agricultura a Ciudad Obregón, Sonora, por mencionar algunas.

Dentro de la propuesta se proyectan secretarías de nueva creación, entre ellas Ganadería, que quedaría en Guadalajara, Jalisco; la de Pesca, que estaría en Mazatlán, Sinaloa; Recursos Forestales en Durango, Durango, y Minería en Chihuahua, Chihuahua.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *