El gobierno de Quintana Roo pidió apoyo a Cemex para el procesamiento de residuos del alga que apareció en el verano en playas de siete municipios; Cemex ya descartó la producción de biocombustible y ahora analiza utilizarla para producir concreto.

Cemex estudia la posibilidad de producir concreto a partir del sargazo que se removió de las playas de Quintana Roo, así lo señaló el martes, Vicente Saisó, director corporativo de Sostenibilidad de Cemex.

El directivo explicó que, ante el arribo masivo de sargazo a las playas, el estado de Quintana Roo pidió a la empresa que colaborara en la búsqueda de usos para el residuo.

“Como biocombustible no funciona porque es un alga con alto contenido de agua, resulta muy caro secarla y no es potencialmente carburante. Esa opción era ideal para el manejo del residuo. Ahora evaluamos la posibilidad de utilizarla como un tipo de material para la elaboración de concreto”, dijo en un encuentro con medios de comunicación.

En 2018, se registró el arribo masivo de sargazo en 41 playas en siete municipios de Quintana Roo. Al 15 de agosto pasado, se habían retirado casi 135 mil metros cúbicos de sargazo de la zona e iniciado la primera fase de instalación de vallas de contención y deflexión, con un costo superior a 80 millones de pesos.

Saisó explicó que los estudios para determinar si el sargazo puede utilizarse en la elaboración de concreto, todavía están en etapa inicial.

Durante la reunión con la prensa, explicó que el plan de sustentabilidad y responsabilidad de Cemex ha permitido que la compañía ponga en marcha acciones que regresan 3 mil 392 millones de dólares al ambiente y la sociedad, esta cantidad es equivalente a 2.3 veces el beneficio neto de la compañía.

Hoy, 26 por ciento, de la energía que consume Cemex es renovable y como parte de su plan de responsabilidad social, la empresa participa activamente en el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de 5 mil comunidades en todo el mundo.

El sargazo se convirtió en un problema de contingencia ambiental, sin embargo, Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo de Quintana Roo, mantiene la versión de que la actividad turística no ha sido afectada e incluso, considera que con la iniciativa privada trabajando en su frente de playa, el gobierno del Estado y los municipios en playas públicas y áreas naturales protegidas, “seguramente vamos a tener totalmente limpio muy pronto”.

Datos oficiales indican que entre el 19 de junio y el 8 de agosto, 125 mil 325 m3 de sargazo se recogieron en 41 playas de los siete municipios: Benito Juárez, Puerto Morelos, Solidaridad, Playa del Carmen, Mahahual, Lázaro Cárdenas y Tulum, en los que se presenta la mayor incidencia de este fenómeno de recale atípico de la macroalga.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *