Ciudad de México.- En la relativamente corta historia de los navegadores web, han existido algunos más agraciados que otros. Así, es bien sabido que Internet Explorer será recordado durante mucho tiempo por ser el “patito feo” de este tipo de servicios, a pesar de que en sus 20 años de existencia legó a ser uno de los navegadores más populares a nivel mundial. No obstante, su salida y próxima sucesión a manos de Edge pone en evidencia los defectos de otros que aún siguen siendo utilizados.

Ahora, quien aparece en la línea de sucesión de Explorer es Safari, el navegador de Apple, el cual corre el riesgo de convertirse en un programa obsoleto que los desarrolladores y los clientes no usan, dio a conocer Business Insider.

De acuerdo con el desarrollador Nolan Lawson, Apple ha dejado de actualizar su navegador, así que no sirve de apoyo a herramientas como ciertas APIs que los desarrolladores web utilizan para hacer sitios, publicó Ars Technica.

El adiós de Explorter dio pie a la próxima llegada de Edge, que promete compensar las carencias de su predecesor. Foto: Shutterstock

A simple vista, puede no parecer un gran problema, pero puede tener repercusiones como el hecho de que los desarrolladores decidan dejar de probar sus sitios para Safari, lo que puede ocasionar que a la larga Safari se convierta en un buscador anticuado y sin apoyo como el Explorer de Microsoft.

La preocupación por Safari no sólo es exclusiva de Lawson. Ben Thompson, escritor de Apple, dijo hace apenas unos días por correo electrónico que Safari fue “lento para adoptar las normas si las adoptó en absoluto, Apple realmente no asiste a conferencias (aunque la gente que trabaja en Safari están activos en listas de correo estándar) y iOS no permite otros motores de renderizado en iOS”.

Así mismo, Apple no ha mostrado signos de muchos desarrolladores, que trabajan en su plataforma de Safari, que lo apoyen públicamente. No asisten a conferencias de desarrolladores y la comunidad de desarrollo es dejada en la oscuridad sobre importantes cambios hasta que Apple los revela a la prensa durante sus conferencias. Eso no es una situación ideal para los desarrolladores que se basan en sus relaciones con las empresas de tecnología para asegurarse de que sus sitios sigan trabajando.

Las opciones para los desarrolladores web se ven limitadas con el browser de Apple, pero a ellos parece no importarle este detalle. Foto: EFE

Así que, ¿cuál es la solución al problema de navegador web de Apple?

Para empezar, la empresa con sede en Cupertino probablemente argumenta que los desarrolladores deben simplemente liberar aplicaciones nativas en lugar de tratar de meter su sitio en un navegador web. Pero eso no es una situación ideal para cualquier persona. Otra solución que Lawson considera es que Apple empiece a contribuir con estándares web de código abierto, ayudando a todo el Internet, así como a Safari. Eso no suena precisamente a la forma de pensar tradicional de Apple, pero podría ayudar a que los desarrolladores vuelvan de nuevo en safari.

Hay quienes se oponen rotundamente a la postura de Lawson y afirman que no hay punto de comparación entre Safari y Explorer, y defienden el hecho de que Apple no adopte las características necesarias para que los desarrolladores creen aplicaciones web instalables que se parezcan a las nativas de iOS. Por supuesto, poder hacer esto sería, para los desarrolladores, algo fantástico, pero no es de ningún modo, para Apple, una prioridad.

De esta manera, para los de Cupertino no es una prioridad implementar las nuevas tecnologías web si no van a tener un beneficio claro para la compañía y para sus usuarios. En primer lugar, porque no generan ingresos a través de ellas y, segundo, debido a que las aplicaciones nunca serán tan buenas como las nativas. aunque en esto último siempre se puede discutir algo.

SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *