Este viernes, pistoleros acribillaron a José Santos, presidente municipal de San Pedro El Alto, en Oaxaca.

Un tsunami de violencia arrasa México, llevándose por delante la vida de médicos, alcaldes, abogadas, periodistas, transportistas, campesinos… Este viernes le tocó a un alcalde. Fue en Oaxaca, en el sur del país. Según los primeros reportes, un grupo de pistoleros interceptó el carro de José Santos cuando volvía a su pueblo, San Pedro El Alto. Lo bajaron y lo mataron.

La fiscalía regional de esa parte del estado informó de que Santos viajaba junto a su familia, de acuerdo a un cable de la agencia AFP. Venía de Santa Catarina Juquila, a donde habrían acudido a participar de una festividad en honor a la Virgen.

San Pedro El Alto es una comunidad de Pochutla, municipio de la región Costa de Oaxaca. No muy lejos de allí aparecen Huatulco y Puerto Escondido, dos de los puntales turísticos de la costa Pacífico sur de México.

Según información de la Asociación Nacional de Alcaldes, citada por el diario Reforma, el de Santos es el sexto alcalde asesinado este año. Desde 2012, cuando empezó el mandato del presidente Enrique Peña Nieto, son más de 20.

2017 va camino de convertirse en el año más violento en la historia reciente de México. Hasta el 31 de octubre, las fiscalías de los diferentes estados del país ya habían registrado 23.968 asesinatos. De mantenerse la tendencia, las cifras de 2017 superarán las de los que, hasta ahora, habían sido los peores años de guerra contra el narco, 2011 y 2012.

Fuente: El País.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *