PLAYA DEL CARMEN, MX.- Un mes antes que concluyera su gobierno, la administración pasada de Cristina Torres Gómez autorizó en Cabildo el cambio de uso de suelo en 330 hectáreas marcadas para ecoturismo, para el desarrollo de residencias, pese a tratarse de un corredor para jaguares y otras especies.

Lo más llamativo de todo, es que el documento, no fue presentado en la orden del día que la Secretaría General hizo llegar a los integrantes de Cabildo, pero sí leído y aprobado en la segunda sesión ordinaria realizada desde las 7 de la mañana el pasado 30 de agosto.

Se trata de tres predios: Rancho El Paraíso, predio Loma Bonita y predio El Resorte, contiguos, junto al kilómetro 49 de carretera federal, todos con uso de suelo de Zona Ecoturística y Suburbana, de acuerdo al Plan de Desarrollo Urbano, lo que permite la edificación de un número limitado de cabañas.

El Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) coloca estos predios dentro de las Unidades de Gestión Ambiental 8 y 18, señalándolas como incompatibles para uso urbano o turístico, al marcarse como zona de “conservación”.

Sus propietarios actuales, la Sociedad Promotora de Inversión “Beste Boden”, representada por Catalina Villareal Ramos, propuso al cabildo cambiar este uso de suelo, de un coeficiente ocupación del suelo (COS) de 0.3, a 1.0, además de autorizar la altura máxima a cuatro niveles, lo que fue aceptado de forma mayoritaria en la sesión del pasado 30 de agosto, misma que fue publicado por el Periódico Oficial del Estado el 27 de septiembre.

Esa sesión fue realizada a continuación de otra, también ordinaria, en la que se votó otros temas, como otorgar estímulos a policías y constituir la comisión de entrega-recepción para el cambio de gobierno; sin embargo, la votación de este cambio de uso de suelo fue omitido por comunicación social en su informe de la sesión. A diferencia de otras, esta sesión no fue transmitida en vivo.

Con la modificación, la empresa podrá dividir en 680 lotes, con 240 villas y 608 departamentos.

Con ello, de forma discrecional se pasó por encima de los criterios plasmados en el Plan de Desarrollo Urbano y el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL), además afectar las Unidades de Gestión Ambiental (UGA) 8 y 18, ideadas para conservar un desarrollo equilibrado a la ciudad.

Los predios a ser desarrollados son actualmente parte del corredor vital utilizado por el jaguar, además de ser hábitat de monos araña, venados y otras especies.

Fuente: Noticaribe.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *