BLUE CREEK, BELICE.- Media tonelada de cocaína y una avioneta Cessna aseguradas, así como cuatro detenidos, entre ellos, un policía de Belice y dos mexicanos, es el saldo del primer operativo exitoso realizado por la fuerza pública del país centroamericano contra la permanente operación del narco en la frontera México-Belice, poco antes de la medianoche del pasado domingo.
Aunque las operaciones con narcoavionetas en la frontera México-Belice se calculan en al menos tres por semana, las autoridades de ambas naciones habían sido incapaces de realizar detenciones, siendo que en suelo quintanarroense o en territorio beliceño sólo se habían encontrado aeronaves abandonadas o quemadas, sin tripulantes ni la carga.
De acuerdo con el Ministerio de Seguridad de Belice, el Centro Conjunto de Operaciones de Inteligencia (JIOC, por sus siglas en inglés) recibió noticias de un avión sospechoso que se dirigía a Belice, en la noche del domingo.
Residentes de las aldeas cercanas en el área de Tres Leguas, cercano a Blue Creek, en el distrito de Orange Walk, informaron sobre avistamientos de un avión volando bajo en el área.
Según los informes, el equipo de oficiales desplegados al norte siguió el avistamiento en la zona cercana a Blue Creek, antes de la medianoche del pasado domingo.
Fue entonces cuando llegaron a un área donde vieron un avión Cessna 210 monomotor, sin matrícula visible, en medio de la carretera con personas y vehículos a su alrededor.
Los oficiales se acercaron a la aeronave cuando, según los informes, cayeron bajo fuego. Tras el tiroteo, los supuestos hombres armados escaparon.
Una nueva búsqueda en el área inmediata condujo al descubrimiento de una camioneta Nissan, con matrícula mexicana. Además, dos hombres beliceños y dos hombres mexicanos fueron encontrados en los alrededores.
En el caso de la aeronave se encontraron 26 paquetes con 486 tabiques, que en total pesaron 556.2 kilogramos, es decir, poco más de media tonelada.
Se trata del primer aseguramiento de mercancía de una narcoavioneta en el último año, siendo que hasta el momento en los operativos sólo se encontraban las aeronaves abandonadas o siniestradas, generando sospechas de complicidad de las autoridades.
Algunos medios de Belice aportan datos —no confirmados— de que uno de los dos mexicanos detenidos es originario de Campeche y el otro de Quintana Roo, quienes estaban ayudando con la logística de aterrizaje, junto con un policía de 52 años, identificado como Norman Anthony, originario de Lemonal, quien estaba asignado al destacamento policial de Blue Creek.
Las fuentes del país vecino dicen que el oficial de policía es el cuñado de un miembro de alto rango del Departamento de Policía de Belice.
Ayer lunes, la policía transfirió las drogas y los sospechosos a la Estación de Policía en la ciudad de Belice, a las 11:00 horas. De igual manera, la avioneta fue retirada del lugar donde fue encontrada para ser resguardada por la autoridad, siendo trasladada sobre una grúa.
La avioneta asegurada en Belice es parecida a la que el pasado 30 de agosto aterrizó y fue quemada en un camino sacacosechas de la comunidad de Payo Obispo, municipio de Bacalar, que confirmó la reactivación de esta narco ruta utilizada por el Cártel de Sinaloa para el trasiego de cocaína en la frontera sur.
Se trató también de una avioneta tipo Cessna monomotor, con capacidad para transportar hasta 700 kilos de droga, que al parecer descargó allí su mercancía, aunque no pudo recargar de combustible para reemprender el vuelo, por lo que fue quemada en el lugar.
Asimismo, apenas el pasado primero de septiembre, como resultado en el aumento en la frecuencia de avistamientos y aterrizajes de narcoavionetas que transportan droga en la frontera México-Belice, el Departamento de Policía y el Ejército beliceño implementaron un fuerte operativo antidroga en los distritos fronterizos Orange Walk y Corozal.
En ese entonces, el comandante de operaciones de la Policía de Belice, Chester Williams, explicó que el operativo antidrogas con ayuda de la Fuerza de Defensa de Belice (BDF por sus siglas en inglés), consiste en peinar o investigar toda la zona norte en los distritos de Orange Walk y Corozal, que es donde ha aumentado el registro de avistamientos y aterrizajes no autorizados de aviones sospechosos, muchos de ellos que transportan droga y otros tipos de cargamento ilegal.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *