1zafra_azucarNicolas Bravo, Othon P Blanco.- Ante la injusticia cometida por el Ingenio Azucarero, de otorgarles créditos y venderles insumos para la producción y luego dejar abandonadas casi por tres años las cañas de los hombres del campo en Nicolás Bravo, ya consideran bloquear los caminos de acceso a los cañaverales.
Lo anterior porque año con año, el ingenio corta 500 hectáreas de caña en predios aledaños, es decir “en sus narices” y sólo los engaña que pronto atenderán sus parcelas.
De no cosecharles el Ingenio de San Rafael de Pucté en esta zafra, los productores de Nicolás Bravo se verían obligados a cambiar de actividad comercial ante las grandes pérdidas que les ha provocado.
“Yo ya estoy viejo, pero me he de morir trabajando en el campo”, expresó Gregorio Martínez, quien tiene 25 hectáreas de caña en riesgo de perderse por completo, pues no se ve intención del Ingenio Azucarero de recolectar su cultivo.
Lamentó que, el mismo ingenio, los invitó y les dio créditos para incorporarse a la producción cañera y posteriormente los ha dejado casi por tres años con sus cañas en pie.
Refirió que, aunque tiene otras actividades productivas, ha perdido alrededor de 400 mil pesos producto de la falta de interés del ingenio en las poco más de 100 hectáreas de los productores de Nicolás Bravo.
En recorrido por sus parcelas, manifestó que es triste ver que una caña robusta y de mayor altura que en otras regiones esté siendo devastada por la plaga de roedores.
Las ratas se comen la parte baja de la caña, hasta que provocan que se caigan, y en vez de comer el resto de la planta se dirigen a la caña siguiente.
Mientras lamentan las pérdidas a las que los ha orillado el ingenio San Rafael de Pucté, observan cómo año con año son cosechadas las 500 hectáreas que tiene el propio ingenio a unos metros de ellos, lo que les parece una total injusticia.
Comentó que ante la desesperación, entre los productores locales han pensado bloquear el acceso para que sea parejo el asunto, nadie coseche en esta zona, pues resulta muy abusiva la postura del ingenio.
Por su parte, Ernesto González, quien es un profesionista que se ha dedicado al campo y a impartir clases, dijo que en 2012 con mucho entusiasmo iniciaron la producción cañera a invitación del ingenio, pero conforme han pasado los años han sido abandonados a su suerte y con deudas.
“Hemos rentado maquinaria, comprado fertilizantes, herbicidas, porque el financiamiento que nos dieron no alcanza, pero con el tiempo ya no sólo tenemos la deuda con el ingenio, sino que estamos por perder nuestros ahorros”.
Calculó que sus pérdidas y deudas superan los 300 mil pesos, y que es imposible de pagar si no les permitan cosechar las cañas.
Mencionó que la petición es que el ingenio les corte sus cañas y les permitan reestructurar sus deudas, pues actualmente son afectados y no tienen respaldo de ninguna parte.
En este sentido, añadió que los líderes cañeros Aarón Renteral Campos y Gabriel Rivas Canul los atienden, pero no les resuelven nada, siguen en las mismas, endeudados y desesperados.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *