Cuando se cumplen 25 años del estreno de ‘La Máscara’, película con la que debutó, la actriz vive desde hace un lustro alejada de los focos.

Hace ya varios años que la actriz de Algo pasa con Mary (1998) vive alejada de Hollywood. Cameron Diaz, de 46 años, debutó en el filme La Máscara, que protagonizó Jim Carrey y que este año —en concreto el 28 de julio en Estados Unidos— celebra su 25º aniversario. Su interpretación de Tina, la chica del canadiense en la ficción del hoy ya clásico de los noventa, no ha sido uno de sus mejores papeles, pero sí el que lanzó su carrera. Un cuarto de siglo después ha participado en más de medio centenar de proyectos, el último en 2014, y hace ya algo más de un año confirmó que está retirada del cine.

La boda de mi mejor amigo, Cómo ser John Malkovich, Vanilla Sky, La cosa más dulce, Shrek, Noche y día… La lista de producciones es larga. Tanto, que la actriz confesó a Gwyneth Paltrow en un evento organizado por su página web Goop que el trabajo constante y el ajetreo de los viajes la tenían agotada. Después de su descubrimiento, Diaz aceptó el trajín sin rechistar. Su fama aumentó de forma inmediata hasta situarla en una de las estrellas de Hollywood mejor pagadas. Solo tenía 21 años. “Durante décadas fue lo que hice porque sabía hacerlo y me mantenía ocupada”, declaró a Paltrow en 2018. Pero, como dijo en esa ocasión, ahora quiere ser ella misma.

La última película en la que participó Diaz fue la versión del musical Annie, en 2014, lo que llevó a la actriz Selma Blair a hacer un comentario el pasado año que generó más revuelo del que pretendía. “No necesita hacer más películas. Tiene una buena vida”, contó su compañera de reparto, y desde entonces amiga, en La cosa más dulce. Ante la afirmación, saltaron todas las alarmas y Blair se vio obligada a echar marcha atrás y a bromear en un tuit: “Cameron Diaz no se retira de nada. Y más noticias. Yo me retiro de ser su portavoz”. Sin embargo, no debía ir tan desencaminada cuando pocas semanas después Diaz confesó en una entrevista para Entertainment Weekly que “literalmente” no está haciendo nada. “Esto es muy guay. Estoy semijubilada, bueno, en realidad estoy retirada”, aseguró. La actriz dedica ahora su tiempo a una vida mucho más hogareña.

En enero de 2015 Diaz anunció de forma repentina que se había casado con el rockero Benji Madden. La boda fue confirmada por el representante de la pareja en un comunicado a la revista People. “Los dos contrajeron matrimonio en una ceremonia íntima en su casa de Los Ángeles (…) No podemos estar más contentos de comenzar nuestro viaje en común rodeados por los más allegados, nuestra familia y amigos”, se leía en la nota. Hasta en ese sencillo acto se reflejó el carácter de Diaz, quien siempre ha preferido mantener en privado su vida fuera de los platós.

Pero también ha sabido moverse fuera de las cámaras. La actriz ha aprovechado su retiro para publicar un libro, en el que ha mostrado su faceta más reivindicativa. Con ese proyecto, The Longevity Book: Live Stronger, Live Better; The Art of Ageing Well (El libro de la longevidad. Vive fuerte, vive mejor; El arte de envejecer bien), que se publicó en 2016, ha sumado su voz a la de colegas de profesión como Maggie Gyllenhaal, Olivia Wilde, Meryl Streep o Patricia Arquette, que han criticado públicamente que la edad de una mujer sea vista como un aspecto negativo en la industria del entretenimiento. O, como sentenció Diaz en una entrevista en el Daily Mail, “que cumplir años sea usado en tu contra solo perpetúa el mito de que lo viejo es feo o con menos valor”.

Fuente: ELPAIS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.