Campanada turca.

Deportes Agosto 11, 2017 edwin 0

El desconocido corredor Ramil Guliyev dio la gran sorpresa al proclamarse rey en 200 m con la bandera de Turquía, sobre los favoritos Niekerk y Makwala, en el Mundial de Atletismo Londres 2017.

LONDRES, Inglaterra.- Ni Wayde Van Niekerk, ni Isaac Makwala. El nuevo rey de los 200 metros resultó ser un ignoto corredor que nació en Azerbaiyán y se arropó con la bandera de Turquía hace seis años.

Ramil Guliyev protagonizó el jueves la gran sorpresa del Mundial de atletismo al imponerse por apenas dos centésimas de segundo a Van Niekerk, despedazando la ilusión del sudafricano de completar el primer doblete 200-400 en el campeonato desde 1995.

Guliyev, quien ni siquiera figuraba en la lista de las diez mejores marcas de la temporada, se convirtió en el primer campeón mundial de los 200 que no se llama Usain Bolt en una década. Bolt fue el campeón de los últimos cuatro mundiales, pero el jamaicano optó por no competir en esta edición y se retirará de las competencias después de correr en el relevo 4×100 el fin de semana.

Para el asombro de un Estadio Olímpico lleno con 60.000 espectadores, Guliyev registró un tiempo de 20.09 segundos, seguido por Van Niekerk y el trinitario Jereem Richards. La plata quedó en manos del sudafricano de 25 años gracias a la exigua diferencia de dos centésimas.

“Esto no es una sorpresa para mí, pero no parece ser cierto”, dijo Guliyev, tapándose la boca con las manos. Su mejor resultado previo a este Mundial fue en el campeonato europeo el año pasado.

El otro favorito era Isaac Makwala, el foco de la atención esta semana por la novela que comenzó cuando el botsuano fue uno de los afectados por un virus estomacal que se propagó en uno de los hoteles donde se hospedaban las delegaciones.

Luego de disputar dos carreras el día previo para poder entrar a la final, el botsuano no pudo sostener su empuje inicial y terminó sexto. “Estaba fundido en los últimos 50 metros”, señaló Makwala.

El ganador fue Guliyev al no despegarse de Van Niekerk en la recta final y estirándose primero en la meta.

“Me tenía sin cuidado que la atención estaba concentrada en ellos”, dijo Guliyev. “Quizás en la próxima competición, todo el mundo estará pendiente de mí”.

Fue una final lenta. Quizás a Bolt le hubiera resultado más conveniente disputar su última carrera individual en los 200, su carrera predilecta, en lugar de los 100, donde el sábado fue derrotado por los estadounidenses Justin Gatlin y Christian Coleman, conformándose con el bronce.

Llamado a ser el sucesor de Bolt como rostro del atletismo, Van Niekerk pudo revalidar su corona en los 400, un año después de batir el record mundial de la prueba en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Un doblete era la clase de gesta que elevaría aún más el perfil de Van Niekerk, quien en Río fulminó la plusmarca del legendario Michael Johnson, vigente desde 1999. Pero esta vez, el nacido en Ciudad del Cabo no pudo emular a Johnson, quien se mantiene como el único hombre en conseguir el doblete 200-400 en los mundiales.

Van Niekerk se expresó conforme con su cosecha, incluso “aliviado”.

“Esta competencia ha sido un inmensa montaña rusa”, dijo el sudafricano de 25 años. “Me voy con dos medallas — ambas con lindos colores, oro y plata. Creo que es algo grande para mi carrera y otro momento para estar agradecido. Es un enorme alivio, ha sido una locura, con altibajos y estos últimos fueron muy difíciles por un clima tan frío”.

Van Niekerk emergió al frente por leve margen tras pasar la curva. Pero la fluidez de su zancada no alcanzó ante el empuje de Guliyev, quien tuvo la segunda salida más lenta de los ocho finalistas.

“Pude hacer mi mejor carrera en el momento adecuado”, dijo Guliyev. “Feliz de ser el campeón mundial. Este es el mejor momento de mi carrera”.

Nada de sorpresas en el salto triple, dominado otra vez por los estadounidenses Christian Taylor y Will Claye. Taylor, bicampeón olímpico, conquistó su tercer título mundial con un registro de 17.68 metros, 5 centímetros mejor que Claye. El portugués Nelson Evora se quedó con el bronce con 17,19. Clay ha escoltado a Taylor en las últimas dos olimpiadas.

Estados Unidos también hizo el 1-2 en los 400 con vallas femeninos, en los que Kori Carter fue como una tromba en los últimos 100 metros desde la calle del exterior y ganó con marca de 53.07 segundos. Superó por 43 centésimas a Dalilah Muhammad. La jamaicana Ristananna Tracey obtuvo el bronce.

Quedan solo tres días de competencias, y Estados Unidos lidera el cuadro de medallas con seis de oro y 19 en total. Kenia le sigue con tres doradas y siete en total.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *