Mientras el año 2017 estuvo caracterizado por fuertes incrementos a los productos de la canasta básica y no tan básica, en el actual, las últimas alzas aplicadas al público en las tiendas de abarrotes se registraron en el mes de febrero y desde entonces, los insumos prácticamente no han modificado su precio de venta, aunque los comerciantes sí han visto una merma en sus utilidades, en virtud que por el momento absorben los ajustes que les aplican los proveedores.
En excepción algunas frutas y verduras, cuyos precios mantienen su tendencia a la baja, como el limón o el aguacate local, así como blanquillos y pollo, que desde enero a la fecha sufrieron algunas fluctuaciones, al incrementar su costo durante unas semanas y bajar de nueva cuenta.
La carne de res y puerco se mantiene sin variaciones en su precio desde diciembre del año pasado, el costo del pollo y del blanquillo sufrió varias modificaciones, tanto al alza como a la baja y actualmente, resultan más económicos para las amas de casa.
Los abarrotes en general resintieron varias modificaciones en los dos últimos meses de 2017, primer trimestre de este año y comerciantes del ramo advierten que podrían aplicar más alzas a algunos productos, en virtud que los proveedores les surten cada pedido a un precio un poco más elevado.
Por el momento resisten hasta donde pueden en consideración a sus clientes, pero de continuar por el mismo camino, no les quedará de otra que lacerar el bolsillo del consumidor con nuevos incrementos, aunque intentarán que afecten lo menos posible.
De la misma manera, molineros del destino, agobiados por el alto precio del gas LP, luz, harina de maíz y demás insumos y servicios, no han tenido más remedio que ajustar el precio y en la mayor parte de las tortillerías el producto se vende entre 16 y 17 pesos el kilogramo.
En las carnicerías, tanto la res como el puerco se mantienen a precios que oscilan entre los 140 y 160 pesos el kilo de res y de 85 a 95 pesos el kilogramo de cerdo, después de aplicarse en diciembre del año pasado, un alza promedio de cinco pesos.
“Antes la carne de res se vendía a 130 pesos y aguantamos ese precio mucho tiempo, pese a los aumentos que nos aplican los proveedores, pero en diciembre, ya no quedó más remedio que subir a 140 pesos, costo que se mantiene por el momento, aunque en otros negocios, se vende, incluso más cara”, expresó la propietaria de una carnicería en la Región 101.
En lo que respecta a la carne de puerco, la comerciante manifestó que no ha habido modificación alguna y se mantiene en 85 pesos, aunque en otros negocios llega a alcanzar 95 pesos el kilo.
El blanquillo es otro producto que desde mediados del año pasado a la fecha resintió varios cambios en su precio, tanto al alza como a la baja, en virtud que iniciando el segundo semestre de 2017, la pieza tenía un costo promedio de tres pesos y el cono de 30 unidades llegó a los 65 pesos, mientras que actualmente, la pieza se oferta en la mayor parte de los establecimientos entre 1.80 y dos pesos, en tanto el casillero se encuentra en alrededor de 50 pesos.
En el caso del pollo, ha sufrido variaciones a lo largo de estos primeros cinco meses del año; en diciembre de 2017, el kilo de pollo fresco tenía un costo aproximado de 40 pesos y el recién matado no se encontraba por menos de 60 pesos, en el transcurso de febrero y marzo bajó unos 10 pesos de manera paulatina y volvió a incrementar durante la temporada de Semana Santa, para disminuir de nueva cuenta una vez concluidas las festividades católicas.
Actualmente, su costo promedio en los puestos semifijos de regiones y colonias populares oscila entre los 35 y los 39 pesos el kilo de pollo fresco y de 44 a 48 el recién matado, mientras que el filete de pechuga se oferta entre 100 y 120 pesos, según el punto de venta y las mollejas de 25 a 30 pesos el kilogramo, cuando hasta hace algunos años se regalaban de pilón a las amas de casa con su compra.
A continuación, una lista de precios de productos de mayor consumo entre la ciudadanía, en el entendido de que los mismos pueden variar de acuerdo al punto de venta.

Producto Costo promedio

Aceite 25 pesos litro
Azúcar refinada 50 pesos dos kilos
Azúcar estándar 45 pesos dos kilos
Arroz 15 pesos (900 gramos)
Frijol bayo 22 pesos (900 gramos)
Frijol negro 20 pesos (900 gramos)
Garbanzo (500gr) 40 pesos
Lenteja (500gr) 32 pesos
Longaniza (1 kg) 90 pesos
Chorizo casero (1 kg) 60 pesos
Queso manchego (1kg) 120 pesos
Queso fresco 90 pesos
Jamón Virginia (1 kg) 100 pesos
Café 85 pesos (200 gramos)
Pasta para sopa 6 pesos
Leche 19 pesos litro
Detergente para ropa de 18 a 65 pesos
Detergente para trastes de 19 a 32 pesos
Crema dental de 20 a 32 pesos
Papel baño de 27 a 65 pesos
Jabón tocador de 10 a 18 pesos
Carne de res 150 pesos kilo
Carne de puerco 90 pesos kilo
Pollo fresco 38 pesos kilo
Pollo recién matado 45 pesos kilo
Mollejas 25 pesos kilo
Higaditos 25 pesos kilo
Patas de pollo 15 pesos kilo
Cuellos pollo 15 pesos kilo
Blanquillo unidad de 1.80 a 2 pesos
Reja blanquillos (30) 50 pesos
Agua purificada (20 litros) 32 pesos
Tortilla 16 pesos.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *