* Es, además, el sexto a nivel nacional con mayor número de trabajadores, a pesar del discurso de austeridad que en su inicio planteó la XV Legislatura en torno a un “cambio”, que no se ha dado * Tan sólo en 2017 los “representantes populares” autorizaron la creación de 26 nuevos puestos de secretarios técnicos para engrosar la nómina y poder meter a amigos y recomendados, cada uno con sueldos que van de los 16 a los 23 mil pesos mensuales, aunque la mayoría trabaja menos de 4 horas al día y acude de 1 a 3 veces por semana.

CHETUMAL.- La XV Legislatura encabezada por el diputado panista y presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila, se ha encargado de mantener un exceso burocrático en el Congreso de Quintana Roo, con un total de 609 empleados, colocándolo en el primer lugar a nivel peninsular con mayor número de personal, así como el sexto lugar a nivel nacional.
Aprovechando el cargo conferido como “representantes populares”, los diputados de la XV Legislatura sólo se han dedicado a enriquecerse y velar para su beneficio personal y político, tan sólo en 2017 autorizaron la creación de 26 nuevos cargos de secretarios técnicos para poder meter a la nómina legislativa a sus amigos, allegados y recomendados, cada uno con sueldos que van de los 16 mil y hasta más de 23 mil pesos mensuales.
Los secretarios técnicos están encargados de cada una de las 26 comisiones legislativas del Congreso local, aunque la mayoría sólo trabaja menos de 4 horas al día y entre 1 a 3 veces por semana, pero cobran una cantidad mensual mínima de 416 mil pesos en conjunto, lo que asciende a 5 millones de pesos anualmente sólo para mantener los salarios de 26 personas cercanas a los legisladores.
Los diputados locales también aprovecharon el costoso Sistema de Asistencia Legislativa y Votación Electrónica creado el año pasado, con un costo de 4.2 millones de pesos y que les sirvió para meter a más gente en la nómina del Congreso, siendo decenas de nuevos empleados que asumieron diferentes puestos dentro del área de “Apoyo y Asistencia Legislativa”, sobrecargando aún más la burocracia del Poder Legislativo.
El Instituto Mexicano para la Competitividad AC (IMCO), a través del Informe Legislativo 2018, reveló que el Congreso de Quintana Roo, con 609 empleados, ocupa el primer lugar a nivel peninsular con mayor número de trabajadores; estando muy por arriba del Congreso de Yucatán, que tiene 191 empleados, así como el Congreso de Campeche, con una nómina de 215 personas.
Más grave aún es que de todos los Congresos que existen en cada una de las 32 entidades federativas, Quintana Roo ocupa el sexto lugar con mayor carga burocrática, siendo superado únicamente por el Congreso de Baja California, con 674 empleados; el Congreso de Jalisco, que posee 943 trabajadores; el del Estado de México, con un mil 277 empleados; el Congreso de Veracruz, con una nómina de 682 personas; y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, que cubre un mil 991 trabajadores dentro de su plantilla laboral.
No hay que olvidar que la XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo forma parte de las siete legislaturas a nivel nacional donde su presupuesto por diputado es superior al de la Cámara de Diputados federal (16.9 millones de pesos).
Con un presupuesto por diputado de 18 millones 754 mil 338.32 pesos, la actual legislatura quintanarroense pasará a la historia como una de las más caras en todo el país.
Lo anterior se da a pesar del discurso de austeridad que en su momento planteó la actual legislatura en torno a un “cambio”, que no se ha dado, ya que de 435 millones de pesos que se aprobaron como presupuesto de 2017, los legisladores locales lo aumentaron a 468.8 millones de pesos para este 2018.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *