El paraguayo tomará las riendas del Rebaño Sagrado, a la salida de Matías Almeyda.

CIUDAD DE MEXICO.- Matías Almeyda se fue, Francisco Gabriel de Anda se fue, Rodolfo Pizarro y Rodolfo Cota se fueron. Chivas es una auténtica “papa caliente” que tomará José Saturnino Cardozo.
El entrenador paraguayo llega al conjunto rojiblanco para tomar las riendas que dejó ayer de manera oficial, el argentino Matías Almeyda.
“Muy agradecido con la gente del Guadalajara por darme la oportunidad de llegar a Chivas, uno de los equipos más importantes en mi carrera”, declaró el estratega sudamericano.
Para Cardozo, dio que el Guadalajara es el equipo más grande del futbol mexicano. “Su historia, afición, y lo que representa”, detalló.
El Rebaño será el quinto club mexicano al que dirija el ex goleador paraguayo, tras su paso con el Querétaro, Toluca, Jaguares de Chiapas y Veracruz.

Francisco Gabriel de Anda señaló que ante la falta de condiciones para trabajar, prefiere hacerse a un lado de Guadalajara y dejar el cargo de director deportivo que asumió apenas hace unos meses.
“Había muchas cosas por hacer, que se podían lograr, no existían las circunstancias; mi palabra y dignidad esta sobre todo, puedo ver a cualquier persona de frente”, manifestó.
En conferencia de prensa indicó que lo único que solicitó fue que le dijeran las cosas como son y le avisarán los detalles que debe estar al tanto un director deportivo. “No puse otra condición”.
Descartó sentirse decepcionado por esta experiencia que tuvo a nivel directivo con el “Rebaño Sagrado”, ya que sabe bien las presiones que existen.
“Sabía a lo que venía, soy gente de futbol, fui directivo en Pachuca y León, entiendo ambas partes. No tengo nada que reclamar, cuando llegue a Chivas sabía a donde llegaba, lo que representaba y a lo que me iba a enfrentar, no soy un tipo ingenuo”, estableció.
De Anda afirmó que entiende cuando en la parte administrativa no se puede dar un premio, “me frustré y sabía lo que venía, traté de contener los daños”.
“Entiendo la parte de la empresa y también la del jugador, sabía que con los adeudos podría venir una crisis que estalló en el peor momento. Faltó una buena comunicación y mi manera de ser es frontal, pude mantenerme al margen, pero me gusta dar la cara, no se me obligó a hacer nada que no quisiera hacer”, apuntó.
Criticó que se haya filtrado información que afectó el interior de la institución y solo buscaban beneficio propio y no el colectivo. “Cuando filtras ciertos datos para sacar provecho no es válido, debe ser para mejorar el entorno es tu responsabilidad”.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *