Fiscal especial investiga al magnate-presidente por posible obstrucción de la justicia

Cerca de 200 legisladores demócratas denunciaron el miércoles ante la justicia a Donald Trump, a quien acusan de aprovecharse de su cargo de presidente para obtener beneficios financieros provenientes del exterior.

Se trata de la segunda demanda presentada esta semana por este motivo contra el presidente estadounidense: el estado de Maryland y la capital, Washington, hicieron lo mismo el lunes, y lo acusaron de aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su imperio inmobiliario.

Esta vez 30 senadores y 166 representantes de la cámara baja, todos demócratas, se asociaron. Estas acciones judiciales se basan en la “cláusula sobre los emulumentos”, una disposición de la Constitución que prohíbe a quienes ocupan un cargo público “aceptar regalos, emolumentos, funciones o títulos del tipo que sean de un rey, príncipe o Estado extranjero” sin acuerdo del Congreso.

Para quienes tomaron estas iniciativas, el presidente Trump es culpable de conflictos de interés permanentes, sin tomar suficiente distancia con su grupo económico gestionado por sus hijos.

Posible obstrucción de la justicia

El fiscal especial que investiga una presunta injerencia rusa en la campaña electoral de Estados Unidos de 2016, indaga si el presidente Donald Trump intentó obstuir la justicia, informó este miércoles The Washington Post.

Citando fuentes anónimas, el periódico dice que altos funcionarios de inteligencia aceptaron ser entrevistados por investigadores que están trabajando con el fiscal especial, Robert Mueller.

Entre ellos figuran el director nacional de Inteligencia, Daniel Coats; el jefe de la Agencia Nacional de Seguridad, Mike Rogers, así como quien fuera hasta hace poco su adjunto, Richard Ledgett.

Las entrevistas podrían realizarse esta misma semana, agregó el diario.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *