Predios y una empresa del gobierno fueron rematados como “chatarra” a sociedades del empresario.

Cancún, Q. Roo.- El empresario José Antonio Chapur Zahoul, junto con sus empresas, es uno de los consentidos por ex funcionarios federales y estatales, quienes hicieron todo lo posible para que predios y hasta una empresa del gobierno fueran rematadas como “chatarra” a otras sociedades propiedad del empresario.

La empresa IHC Inmobiliaria S.A. de C.V., cuyo socio mayoritario es Chapur Zahoul, se adueñó de 262.5 hectáreas de terreno ubicado en el kilómetro 275 de la carretera federal Chetumal-Cancún, por el cual pagó únicamente 23 pesos por metro cuadrado.

El valor real del predio está estimado en mil 239 millones 804 mil 542 pesos, según peritaje independiente realizado, como parte de un litigio legal por la posesión de ese terreno, es decir, 472 pesos por metro cuadrado.

La venta “fraudulenta” quedó evidenciada mediante el juicio de amparo 90/2016 promovido por el hermano del empresario y el recurso de revisión 490/2018, en donde se detalló cada una de las irregularidades en las que incurrieron funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) y que terminaron con un título de propiedad a favor del señalado.

Fue en 15 febrero de 2016, cuando la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial y la Dirección General de la Propiedad Rural, emitieron el título de propiedad a favor de Vicente Francisco Cetina Novelo.

El 19 de febrero de 2016 el título fue dado de alta en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Solidaridad, y ese mismo día se publicó el primer aviso de traslativo de dominio, es decir, la venta a favor de IHC Inmobiliaria S. A. de C. V.

El socio mayoritario de esa empresa es otra denominada Controladora IHC, donde José Antonio Chapur Zahoul es propietario de 49,995 de las 50,000 acciones.

En el plano local, Hidroponía Maya, con un capital social fijo de 460.2 millones de pesos, quedó en manos de la empresa Comercializadora Chada Farms, por un precio de solo 19.4 millones de pesos, es decir, más de 20 veces menos que su valor real.

La comercialización se dio durante la administración del ex gobernador Roberto Borge Angulo, preso en un penal federal, para lo cual, el complejo agroindustrial fue declarada en quiebra en 2015, año en que fue vendida a la sociedad anónima, creada ese mismo año.

Según las cuentas públicas de Hidroponía Maya, hasta diciembre de 2014, contaba con un capital social fijo de 460 millones 259 mil 076.89 pesos, que incluían 321.2 millones de pesos en bienes inmuebles e infraestructura.

Aunque habló de una venta por 80 millones de pesos, las revisiones realizadas por la Auditoría Superior del Estado (Aseqroo) únicamente se localizó una factura por 19 millones 440 mil pesos, con IVA incluido.

Comercializadora Chada Farms es operada a su vez por las empresas Chada Holding y Chada Agricultura.

La primera es propiedad de José Gibrán Chapur Dájer y José Antonio Chapur Zahoul; mientras que la segunda es también de José Gibrán Chapur Dájer y la sociedad Chada Holding, donde Chapur es socio.

Desde hace unas semanas, las instalaciones de Chada Farms, ubicadas en Felipe Carrillo Puerto, son cuidadas únicamente por dos guardias de seguridad, luego de que semanas atrás, alrededor de 600 trabajadores de comunidades rurales de la zona maya fueron despedidos.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.