El mexicano termina en la séptima posición del campeonato de pilotos en la Fórmula 1 por segundo año consecutivo y se queda sin subirse al podio.

Sergio Pérez le cuesta dar una sonrisa plena. El mexicano reconoce que esta temporada era su pértiga para alcanzar una escudería con mayor potencia que Force India. Checo terminó la temporada 2017 de la Fórmula 1 como el séptimo mejor piloto por encima de Sainz, Alonso y del jubilado Felipe Massa.

Pérez no pudo superar su propia marca de puntos conseguida la temporada pasada con 101. Esta vez se quedó con uno menos. Sus puntos colaboraron para que, por segundo año consecutivo, Force India se consolidara en el cuarto sitio de constructores. En la última carrera, en Abu Dabi, se quedó en la séptima posición que disputó con su excompañero Nico Hulkenberg.

En la temporada su primer rival fue su colega Esteban Ocon. La juventud del francés no respetó la trayectoria de un Pérez que ha sido la punta de lanza de la escudería desde su llegada en 2014. La pelea entre ambos inició en el GP de Canadá cuando el mexicano no quiso cederle la posición a su compañero, que tenía neumáticos más frescos, y esa disputa provocó que perdieran un valioso cuarto sitio. En Azerbaiyán Checo apuntaba para subirse al podio y la monoplaza de su colega le pegó a la suya. La carrera terminó para ambos. En Bélgica sucedió algo similar hasta que la tóxica relación tuvo que resolverse con discusiones privadas.

Pérez tomará unas vacaciones con la certidumbre, según ha dicho, de ser campeón en la segunda categoría de la Fórmula 1 que no puede competir con los Mercedes, Ferrari y Red Bull. Pese a las turbulencias de la temporada se superó a sí mismo en el Gran Premio de México al alcanzar la séptima posición, aunque Ocon se quedó en el quinto.

La mejor racha del nacido en Guadalajara (Jalisco) fue la de sumar puntos durante 15 carreras seguidas. Algo que consiguió desde el GP alemán de 2016 hasta el de Mónaco de este año. Esa constancia le ha valido para ser el líder en la escudería india.

La mejor carrera del mexicano fue en España al terminar en el cuarto sitio en una afortunada carrera que abandonaron Raikkonen, Verstappen y Bottas. En Singapur y Canadá fue parte del grupo selecto de los cinco mejores pilotos. El resto de la temporada se mantuvo lejos de subirse al podio, algo que ha hecho cinco veces en su trayectoria en la F-1.

En 2018 volverá a ser tomado por Checo Pérez como un año crucial en el renacimiento de McLaren y de Renault, Force India deberá echar mano de las mejoras de ingeniería para no perder el cuarto puesto entre la elite de la Fórmula 1. El mexicano aún aspira llegar a un equipo que le permita llegar al podio como un hábito y dejar de ser el número siete.

Fuente: El Pais.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *