img_1428396760_b7d8962b33a710edd6f0Se prevé que en dos meses aproximadamente la Dirección General de Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) determine la clausura definitiva y se prohíba el paso a Los Rápidos en la Laguna de Bacalar, debido a que la zona ya presenta daño ecológico a consecuencia de las embarcaciones que entraban, además de que la actividad representa un riesgo para los bañistas.
El titular de la Capitanía de Puerto de Chetumal, Álvaro Flores Parra, confirmó que ya se inició el trámite con autoridades federales para establecer la prohibición definitiva.
Si bien en estos momentos un total de 35 embarcaciones cuentan con un permiso de 90 días contados a partir del pasado 26 de marzo para prestar el servicio de paseos en la laguna durante estas vacaciones de Semana Santa, ninguna embarcación entra a Los Rápidos.
Entre esas embarcaciones se encuentra una de tipo Eduardoño, cuyo nombre es “Big-Mama” y que ha causado expectación entre los visitantes y los otros prestadores de servicios náuticos por su gran tamaño, de aproximadamente pie y medio de calado.
Sin embargo, Álvaro Flores señaló que legalmente la Capitanía de Puerto no tiene una justificación o instrumento legal para prohibirle la entrada a la laguna.
“Lo único que tiene esa embarcación es un poco más de dimensiones en comparación con las otras, pero su francobordo es el mismo que utilizan las otras lanchas; además de que legalmente no existe ningún precepto legal para prohibirle que ofrezca ese servicio como los otros lancheros. Si hiciéramos eso el particular incluso se pudiera quejar por no permitirle el acceso”, manifestó.
Reiteró que todas las embarcaciones tienen prohibido entrar a Los Rápidos durante la presente temporada vacacional de Semana Santa, dado que hay una gran cantidad de personas y lo que se pretende evitar es un accidente ante esta aglomeración, así como impedir que se siga dañando el ecosistema.
Pero el Capitán de Puerto reiteró que ya se está haciendo el trámite necesario ante la SCT para prohibir de manera definitiva el acceso a cualquier persona a la zona de Los Rápidos.
“Sólo estamos esperando la autorización de la SCT, pero el proyecto es cerrar el acceso de manera definitiva pues ya se percibe afectación a la naturaleza y específicamente a los estromatolitos que existen en el lugar y tenemos que preservar”, apuntó.
Lo que se busca proteger con esa prohibición es un tesoro natural casi único en el planeta, son los estromatolitos o también conocidos como microbialitos gigantes, uno de los indicios más antiguos de vida en la tierra.
Son contados los lugares donde hoy viven los estromatolitos en México; además de la Laguna de Bacalar, también habitan en Cuatro Ciénegas, en el estado de Coahuila. En otras partes de mundo se forman en las Bahamas, en el Mar Rojo; en una zona de Río de Janeiro, Brasil, así como en salares de la zona norte de Chile.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *