ISLA MUJERES.- Casi a la par el litro de gasolina con la cotización del dólar, que el martes se ubicaba a 18.30 pesos a la compra y a 20.10 pesos a la venta, mientras que la gasolina Magna se ofertaba a 18.55 pesos el litro, mientras que el litro de diesel se encontraba a 19.60 pesos.
Además, el tanque de gas de 20 kilogramos, de mayor consumo entre las familias isleñas, alcanza más de los 400 pesos, lo que pone en un predicamento a las familias de menores recursos económicos, que ya no sienten lo duro sino lo tupido.
Por fortuna para muchos, en la isla el medio de transporte favorito entre la gente local es la motocicleta, de mucho menor consumo que los automóviles, lo que proporciona a sus propietarios un cierto respiro… aunque no demasiado; muchos recuerdan aquellos lejanos tiempos en los que llenar el tanque de su moto les costaba 20 pesos, mientras que actualmente el costo se dispara hasta más de 90 pesos.
El alto costo de la gasolina, aunado a la elevada cotización del dólar, ha provocado que en Isla Mujeres prácticamente todos los productos y servicios hayan incrementado su precio durante los cinco primeros meses del año.
Las amas de casa se quejan de que en los supermercados de la localidad los precios cambian de manera sigilosa prácticamente de un día para otro y de poco sirven las ofertas cuando el resto de los productos alcanza precios muy por encima de la realidad.
“Se supone que si es un supermercado de la misma cadena debe manejar iguales precios, pero no es así, en Cancún están las cosas más baratas en ese mismo supermercado, hasta el que tienen en la Zona Hotelera hay cosas que están más baratas que en la isla y eso sí es inconcebible porque en ese super la mayoría de los que compran son turistas pero aquí no, aquí pura gente local”, expresó Hilda López, ama de casa.
En la gasolinera del centro, varias personas esperaban su turno para surtir sus motos, resignadas a pagar cada día un poco más por el combustible.
Pero a quienes no calienta ni el sol es a los taxistas de la isla, que sienten que semana a semana sus ingresos son sensiblemente menores a causa de las continuas alzas a la gasolina, aunado a la liquidación que entregan a sus patrones.
“De momento la liquidación es la misma pero algunos compañeros me han comentado que sus patrones les quieren subir otros 50 pesos por la gasolina… cuando ellos no aportan ni un peso, todo lo tenemos que pagar nosotros”, expresó un martillo que se reservó su identidad.

Fuente: Por Esto!

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *