Más de 2 millones de musulmanes iniciaron este domingo la peregrinación al lugar más sagrado del islam en Arabia Saudita

Arabia Saudita.- Más de dos millones de fieles iniciaron este domingo, bajo un calor sofocante, la gran peregrinación a La Meca, el lugar más sagrado del islam en Arabia Saudita.

La concentración de multitudes representa un desafío logístico para las autoridades. El hach es uno de los cinco pilares del islam de obligado cumplimiento para todos los musulmanes al menos una vez en la vida siempre que dispongan de medios para hacerlo.

“Venir aquí es el sueño de todo musulmán”, es “el último viaje”, declaró a la AFP Soliman Ben Mohri, un comerciante de 53 años que reside en Francia.

Los peregrinos llegan a La Meca, en el oeste del reino, desde todo el mundo, especialmente de Egipto, India, Pakistán, Bangladés y Sudán, precisan las autoridades.

La peregrinación termina con el Eid al Adha, una fiesta de tres días seguida del ritual de la “lapidación de Satanás”.

Con el paso de los años, el hach fue adquiriendo un cariz cada vez más tecnológico, con múltiples aplicaciones móviles para ayudar a los fieles a comprender las instrucciones, orientarse u obtener atención urgente en la Media Luna Roja saudí.

La peregrinación de 2015 se enlutó por una gigantesca estampida en la que murieron unas 2,300 personas, entre ellas cientos de iraníes.

La de 2018 se desarrolla en un momento en el que Arabia Saudita, un país ultraconservador, se encuentra en plena transformación con una batería de reformas que, por ejemplo, han permitido conducir a las mujeres, pero al mismo tiempo las autoridades acallan duramente las voces disidentes.

La tradición

Los fieles dan la vuelta a la Kaaba en el sentido contrario a las agujas del reloj siete veces mientras recitan súplicas, y luego caminan entre las dos colinas que recorrió Hagar, la esposa de Ibrahim. La Gran Mezquita de La Meca, la más grande del mundo, abarca la Kaaba y las dos colinas.

Antes de viajar a La Meca, muchos peregrinos visitan la ciudad de Medina, donde está enterrado el profeta Mahoma y donde levantó la primera mezquita.

Tras rezar en La Meca, los fieles se dirigirán el lunes a una zona llamada Monte Arafat, el lugar donde Mahoma ofreció su último sermón. Desde allí, irán hasta Muzdalifa, recogiendo guijarros a lo largo del camino para la lapidación simbólica del demonio y para expulsar sus pecados en una ceremonia que tiene lugar durante tres días en el valle de Mina.

Al final del haj, los hombres se afeitan el pelo y las mujeres cortan un mechón de cabello en señal de renovación tras completar la peregrinación. En el resto del mundo, los musulmanes celebrarán el final del haj con la fiesta del Eid al-Adha, que recuerda la disposición de Ibrahim a sacrificar a su hijo. Durante el feriado se matan ovejas y ganado y se distribuye parte de la carne entre los pobres.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *