A pesar de la diferencia entre los planteles y que el partido parecía perfecto para que México consiguiera una goleada de escándalo, la realidad fue muy distinta. El cuadro nacional se topó con un equipo ordenado que apostó en todo momento por el contragolpe y que aprovechó las oportunidades que tuvo frente a la portería de Jonathan Orozco.

Ciudad de México.- La selección mexicana de futbol continúa su paso perfecto en la Copa Oro luego de derrotar con bastantes dificultades 3-2 al cuadro de Martinica.

A pesar de la diferencia entre los planteles y que el partido parecía perfecto para que México consiguiera una goleada de escándalo, la realidad fue muy distinta. El cuadro nacional se topó con un equipo ordenado que apostó en todo momento por el contragolpe y que aprovechó las oportunidades que tuvo frente a la portería de Jonathan Orozco.

Fue hasta el minuto 28 que la selección mexicana pudo romper el cero en el marcador. Uriel Antuna, la gran sorpresa del cuadro nacional en la Copa Oro, marcó su cuarto tanto en la competición luego de tomar el balón, encarar a un defensor y sacar un tiro raso que se coló en el ángulo inferior izquierdo del guardameta Chauvet.

Luego del gol, el equipo mexicano logró generar más opciones de peligro en el arco rival, sin embargo, no pudo concretarlas y se fue con ventaja mínima al medio tiempo.

En la parte complementaria, el técnico Gerardo Martino decidió refrescar el ataque mandando a la banca a Roberto Alvarado y dándole minutos de juego a Rodolfo Pizarro.

Cuando parecía que el partido continuaría sin grandes emociones, Martinica sorprendió al cuadro mexicano. Edson Álvarez derribó al borde del área a un jugador caribeño concediendo un tiro libre directo. Parsemain no desaprovechó la oportunidad y sacó un potente disparo que se clavó en el ángulo superior izquierdo del arco que cuidaba Jonathan Orozco.

El gol del empate provocó que el cuadro mexicano se volcara al ataque y tan solo cinco minutos después recuperó la ventaja. Raúl Jiménez marcó su tercer tanto en el torneo luego de una gran jugada individual de Rodolfo Pizarro.

México retomó el control del encuentro y al minuto 72, Fernando Navarro, quien fue convocado por Martino luego de su destacada participación con el cuadro del León, anotó su primer tanto con el tri al recibir un pase dentro del área y definir cruzado ante la salida de Chauvet.

Cuando parecía que el cuadro nacional tenía dominado el partido, Martinica puso en evidencia las deficiencias defensivas de los mexicanos y acortó distancias con un certero cabezazo de Jordy Delem.

Al final, México logró llevarse la victoria y acceder a la ronda de los cuartos de final de la Copa Oro en espera de conocer a su próximo rival que se espera sea Haití o Costa Rica.

Fuente: sinembargo

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.