img_1438591416_c8fc6b5310ae14ae122fCacao, Othon P Blanco.- Un hombre de la tercera edad identificado como Nemesio Ramírez Jiménez, conocido comerciante en la alcaldía de Javier Rojo Gómez, fue localizado sin vida sobre la vía Ucum-La Unión, cerca del poblado de Cacao, con un machetazo en la cabeza que le provocó exposición de masa encefálica. Las primeras indagatorias apuntan a que se trató de un crimen premeditado, posiblemente de índole pasional.
Don Nemesio Ramírez Jiménez, de 67 años, propietario de la refaccionaria “La Ribera” situada en la localidad de Javier Rojo Gómez, salió de esa comunidad con dirección a su parcela a bordo de una motocicleta tipo Cross 150 de color negro con blanco, con placa de Quintana Roo T2HS7.
Cuando circulaba sobre el tramo federal Ucum-La Unión, a la altura del kilómetro 45, cerca de la caseta fitosanitaria, al parecer un hombre le hizo señas para que se detuviera, por lo que se estacionó a su derecha.
Sin embargo cuando se dio cuenta de que el sujeto se iba contra él para lesionarlo con un machete, como primera reacción levantó el brazo derecho, en el que sufrió la primera herida cortocontundente.
Al tratar de huir de su agresor, éste logró asestarle un certero machetazo en la parte posterior de la cabeza, y el hombre de la tercera edad cayó herido de muerte en el pavimento, a la mitad del camino nacional.
La herida, de aproximadamente 25 centímetros, le provocó fractura de cráneo con exposición de masa encefálica, lo que originó que don Nemesio perdiera la vida prácticamente de manera instantánea.
El asesino arrastró la motocicleta hasta un camino de terracería, a unos 20 metros de la escena del crimen, y se dio a la fuga tras haber asesinado de manera cobarde al sexagenario, posiblemente para cobrarse alguna afrenta personal con el ahora occiso.
Y es que los policías ministeriales presumen que se trató de una venganza, posiblemente de índole pasional, ya que el asesino no lo despojó de su cartera con 200 pesos, un teléfono de la marca IPhone 4S, una navaja, mucho menos de la motocicleta.
Fue su hijo Santos R. R., quien al enterarse del trágico final de su padre acudió al sitio y lo reconoció plenamente, y señaló que no tenía problemas con nadie ya que vivía solo.
La zona fue acordonada por policías estatales establecidos en Cocoyol, para que elementos de la Policía Ministerial, un agente del Ministerio Público de Pucté y peritos en criminalística realizaran sus labores para recabar las evidencias necesarias que les permitan identificar al asesino y determinar la mecánica de los hechos así como el móvil del crimen.
Al concluir trasladaron el cuerpo del infortunado hombre de la tercera edad a la morgue del Servicio Médico Forense para realizarle la necropsia de rigor y determinar la causa de su muerte, que preliminarmente se informó fue por traumatismo craneoencefálico severo con exposición encefálica.
Los policías ministeriales realizan las investigaciones correspondientes y entrevistas con los familiares del occiso, para tener una línea de investigación concisa que los lleve a la identificación del asesino; además realizan recorridos por el poblado de Cacao y circunvecinos para abundar en sus pesquisas

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *