1_congresoCiudad de México.- En México, siete de cada diez personas no se sienten representadas por sus legisladores, revela una investigación realizada por 12 organizaciones civiles, entre ellas Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

El estudio también da cuenta de que el Poder Legislativo es el más opaco de América Latina.

Alertaron que bajo esas circunstancias sería una catástrofe la reelección de legisladores, que surtirá efecto a partir de los diputados que se elegirán el 7 de junio.

“Va a ser la primera generación de legisladores reelegibles en el país, en un contexto en el  que no sabemos cómo se vota en los Congresos en México, no sabemos cuánto se gasta, cuánto reciben”, expuso Juan Pardinas, director del Imco.

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, dijo que “nuestro parlamento no es abierto y está lejos de serlo”; ninguna de las 34 instituciones legislativas hace públicas sus declaraciones de interés.

 

Alertan sobre Congresos opacos y caros en el país

 

Sólo 24% difunde información presupuestal y administrativa; especialistas afirman que son los más costosos de AL y el mundo.

Siete de cada diez mexicanos no se sienten representados por sus legisladores, se estableció durante la presentación del Diagnóstico sobre Parlamento Abierto en México, elaborado por 12 organizaciones civiles, entre ellas Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

El estudio evaluó qué tan transparentes, accesibles y cercanos a la ciudadanía son las 34 instituciones legislativas del país, es decir, la Cámara de Diputados de San Lázaro, el Senado, y los 32 Congresos locales, incluida la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Concluyeron que el Poder Legislativo mexicano es uno de los que cuenta con mayor opacidad en América Latina y alertaron que bajo esta circunstancia será una catástrofe la reelección de legisladores, que surtirá efecto a partir de los diputados que se elegirán el 7 de junio.

Juan Pardinas, director del Imco, expuso que “ninguna institución legislativa hace públicos presupuestos y gastos de comités, hay muchísimo espacio para avanzar pero, en un contexto de reelección legislativa, preservar estos niveles de opacidad en el Congreso no sólo es un riesgo para la vida legislativa, es un riesgo para la democracia”.

“Va a ser la primera generación de legisladores reelegibles en el país, en un contexto en el que no sabemos cómo se vota en los Congresos en México, no sabemos cuánto se gasta, cuánto reciben”, añadió.

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, apuntó que “nuestro parlamento no es abierto y está lejos de serlo”, pues ninguna de las 34 instituciones legislativas hace públicas sus declaraciones de interés.

“Siete de cada diez mexicanos no se siente representado por su legislador o legisladora. De ese tamaño es la brecha entre la sociedad y sus representantes populares”, subrayó.

En este sentido, la investigadora del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE) y articulista de Excélsior, María Amparo Casar, dijo que el Congreso de la Unión ha aprobado leyes de transparencia para el Poder Ejecutivo, pero hace caso omiso al escrutinio propio público.

“Tenemos uno de los parlamentos más caros de toda América Latina y de todo el mundo; el monto de los recursos asignados no se corresponde con la claridad necesaria para ese presupuesto asignado”, indicó la politóloga.

Un dato sobre la marginación hecha por el Poder Legislativo en México es que sólo 44 por ciento de los Congresos locales permite que los ciudadanos acudan a sus trabajos de comisiones y sólo 3 por ciento de estos cuerpos legislativos publica la versión estenográfica del debate en las mismas.

Sobre el manejo del dinero del que disponen para su funcionamiento, los congresos de Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, y Quintana Roo no cumplen con ninguna variable de información presupuestal y administrativa.

Las 12 organizaciones de expertos establecieron que los Congresos del país “están reprobados”, pues sólo 24% da cumplimiento en difusión de información presupuestal y administrativa en los gastos de los cuerpos legislativos.

Asimismo, la regulación y transparencia ante posibles conflictos de interés de los propios legisladores es apenas de 16% en los Congresos locales.

Hay un 84% de cumplimiento promedio en derecho a la información de los ciudadanos ante sus representantes populares y un 60% en accesibilidad y difusión del trabajo legislativo.

Sólo 37% de la información de los cuerpos legislativos está disponible en las páginas de internet de los Congresos y 50% de los cuerpos legislativos da cumplimiento en publicación de antecedentes o información histórica del trabajo parlamentario.

Con información de excelsior.com.mx

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *