El próximo lunes, los comerciantes de la zona de El Crucero se reunirán con autoridades de la Secretaría Estatal de Obras Públicas para conocer a detalle del proyecto de remodelación, pero sobre todo para intentar convencer a la autoridad de que la obra se realice por partes, sin la necesidad del cierre total de vialidades, en plena temporada de verano.

“No nos han tomado en cuenta en este tiempo, por eso se ha generado la incertidumbre a pesar de que somos empresarios que pagamos impuestos”, dicen los comerciantes molestos.

Sin embargo, insisten en que no están en contra del proyecto, sino de que el cierre de vialidades, en el tramo López Portillo, desde Uxmal hasta la Rehoyada y desde la Chichén Itzá hasta la Ruta 4, lo que sí lesionaría mucho su economía.

Dicen que el cierre de vialidades implica que los camiones no pasarán por la zona, y son los usuarios del transporte los que muchos son clientes de tiendas de la zona, afectando a mil 500 negocios formales y unas 10 mil familias que dependen directa e indirectamente de la zona.

Ante la situación, también los mismos trabajadores que se reúnen en la zona del parque de El Crucero, están preocupados porque eso implica que serán movidos a otra zona, y eso les perjudicaría.

Entre tanto, las empresas de transporte de segunda clase condicionaron al gobierno municipal, su reacomodo de la zona únicamente al terreno de Cancún Mall, en la Región 228, donde estarían los próximos tres meses.

Los llamados Protectores de Cancún, también están molestos por las obras de remodelación, pero en su caso porque el proyecto original incluye tirar el kiosco y los árboles, y hacer una enorme plancha de concreto con una fuente al centro, similar al parque que está en la entrada de la zona hotelera.

También los Protectores de Cancún, que los integran, principalmente, fundadores de Cancún y defensores del espacio público, acudirán a la reunión del próximo lunes, que se realizará por la tarde, y van dispuestos a defender el espacio original, o en su caso presentar un proyecto de remodelación que incluya dejar el kiosco y los árboles, y por supuestos los arriates que también están considerados para tirarlos, que es donde actualmente se sientan los trabajadores a esperar por la contratación de sus servicios.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.