1corredormigratChetumal.- El Estado de Quintana Roo se ha convertido en un importante paso para los migrantes irregulares, pues anualmente ingresan alrededor de 1.9 millones de personas por la frontera sur de México, de la cual forma parte, con destino a Estados Unidos o Canadá, de los cuales, la mayoría es indocumentada.
Ante esta gran cifra, diputados y senadores del Honorable Congreso de la Unión informaron que México constituye el primer corredor migratorio a nivel internacional, teniendo como característica principal la calidad de irregular de las personas que transitan por el país.
Los legisladores han dado a conocer que existen 3 mil kilómetros de frontera norte y mil 200 kilómetros en la frontera sur-sureste, donde está incluida la región de Quintana Roo, con más de 56 pasos en Estados Unidos y 14 la zona sur.
Sin embargo, en la frontera sur se tiene un registro de más de 300 pasos informales contra los 14 formales que existen, de los cuales, muchos se ubican dentro de la Entidad, que tiene una frontera de 278 kilómetros con Belice, la mayoría de ellos marcados por el río Hondo en aproximadamente 180 kilómetros sin vigilancia.
En esta frontera marcada por el río Hondo existen dos pasos formales en Subteniente López, donde operan dos aduanas para entrada a pie y en vehículos, así como otro paso formal en la lejana comunidad de La Unión; pero se habla de que a lo largo del afluente existen al menos 50 pasos informales o puntos ciegos donde el flujo de personas se da bajo el cobijo del ir y venir de jornaleros por la actividad cañera y el comercio minorista que se realiza en ambos lados del río, tanto en México como en Belice.
Y debido a las conexiones que Belice tiene con otros continentes, por esta frontera no sólo han entrado indocumentados centroamericanos, sino también africanos, hindús y taiwaneses, en su tránsito hacia la Unión Americana.
Que la frontera México – Belice es porosa y que la mayoría de los migrantes que ilegalmente ingresan por aquí llegan a la frontera con Estados Unidos lo indican las mismas cifras de aseguramiento de indocumentados del Instituto Nacional de Migración (INM), pues resulta llamativo que el número de centroamericanos asegurados en Quintana Roo siempre es mucho menor a los que son detenidos en la frontera norte.
Por ejemplo, en el 2014 el INM reportó el aseguramiento de 406 centroamericanos ilegales en Quintana Roo durante todo el año, mientras que en estados del norte del país la cifra es más alta: 6 mil 579 en Tamaulipas, mil 709 en Sonora, mil 603 en Coahuila, mil 365 en Nuevo León, 945 en Chihuahua, y 524 en Baja California.
Así que la facilidad para burlar a las autoridades de los tres niveles de gobierno, y especialmente a las migratorias en Quintana Roo es clara.
De acuerdo a los datos presentados por el Congreso de la Unión, hay graves y preocupantes dificultades por las que atraviesan los migrantes centroamericanos en su paso por México hacia el vecino país del norte, pues existen alrededor de 650 mil personas que recorren de sur a norte el país, enfrentando adversidades como la violencia por parte de grupos del crimen organizado.
Un estudio del Instituto Belisario Domínguez del Senado revela que la frontera México – Estados Unidos es el mayor corredor migratorio del mundo, tanto de las personas que cruzan de manera legal como indocumentada, así como por las deportaciones.
Tal es la magnitud de la ruta México – Estados Unidos como paso de migrantes, que su flujo es mayor al de las fronteras de Europa del Este o puntos densamente poblados como Bangladesh y la India.
Como ya se ha mencionado, la frontera sur del país es un gran corredor de migración, pues anualmente ingresan por esa ruta alrededor de 1.9 millones de personas, en su mayoría irregulares, principalmente de centro y Sudamérica, en camino hacia territorio norteamericano.
Los migrantes indocumentados, tanto nacionales como extranjeros, corren demasiados riesgos, pues anualmente mueren cientos de ellos a causa de robos, extorsiones, secuestros y asesinatos al cruzar por territorio nacional.
El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que en las últimas 2 décadas, México ha cobrado importancia como territorio de paso para diversos flujos migratorios que utilizan nuestro país para entrar de manera irregular a Estados Unidos.
Según los registros del INM, los nacionales de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua constituyen entre 92 y 95 % del total de los alojados en las estaciones migratorias (2005-2010), los cuales representan la mayor parte de la migración de tránsito irregular por México hacia Estados Unidos.
Ante esta alarmante cifra, y el trato inhumano al que los migrantes se exponen en su paso por México, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión analiza una iniciativa de reformas a la Ley de Migración, que tiene como objetivo garantizar el derecho a la defensa adecuada cuando los migrantes irregulares sean puestos a disposición o se encuentren en el curso del procedimiento administrativo migratorio

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *