El fabricante de televisores inteligentes Vizio revela al regulador bursátil de EE UU que es capaz de rastrear el contenido que consumen sus usuarios

El proceso que lleva a una compañía no cotizada a vender parte de su capital en Wall Street le obliga a revelar detalles muy interesantes y desconocidos sobre su negocio, como el ritmo en el que crecen las ventas y la rentabilidad de sus operaciones. Es lo que está haciendo Vizio, el mayor vendedor de televisiones inteligentes (con conexión a Internet, entre otras cosas) en Estados Unidos. En esa masa de documentos entregada al regulador bursátil, la firma electrónica admite que sus televisiones espían a sus usuarios y registran lo que consumen cuando ven televisión. Con los datos pueden, después, enviar publicidad a medida, entre otras cosas.
La compañía de Irvine (California) fabrica televisiones de alta definición y equipos de alta fidelidad a precios muy asequibles cuando se compara con el de sus rivales, como Samsung o Sony. De ahí su popularidad. Su cifra de negocio supera los 3.000 millones anuales. Vendió 65 millones de televisores desde su fundación en 2002. De ese total, 15 millones son televisiones interactivas a través de las que se consumieron “más de 3.000 millones de horas de entretenimiento”.
Vizio presentó la solicitud para empezar a cotizar el pasado viernes al cierre de mercado, bajo el símbolo VZIO. El objetivo inicial es recaudar 172,5 millones de dólares con la oferta pública. El folleto no precisa aún las acciones que sacará a la venta ni el precio, que se irá determinando en función de la demanda de los inversores. Ese día llamó también a la puerta de Wall Street la plataforma de pagos Square, aunque en su caso eligió la vía confidencial para no revelar aún sus cartas.

Las agencias de publicidad, porque podrán conocer mejor lo que buscan los usuarios de estas televisiones

Pero más allá de los números, lo que ha llamado la atención de los analistas es la estrategia que sigue para conocer los hábitos de consumo de entretenimiento. Los dispositivos de Vizio, de acuerdo con la información hecha pública, integran una tecnología capaz de rastrear el contenido y determinar lo que ven los usuarios en cada momento. Da igual la fuente que se utiliza, sea un reproductor de DVD conectado al monitor, una caja de cable o una consola de videojuegos.
Vizio explica que la tecnología permite hacer una diferenciación precisa de lo que se están viendo ocho millones de televisiones conectadas al sistema y esos datos se pueden utilizar para distribuir al usuario contenido hecho a la medida, incluida publicidad. De esta manera, señala, podría potenciar sus ingresos. Aunque el rastreo se realiza de forma anónima, esta estrategia puede ser también un riesgo si el consumidor reacciona en contra.
Es algo que pasó a Samsung cuando se supo que los modelos de su gama de televisiones interactivas son capaces de “escuchar” a cualquier persona a través de los micrófonos, gracias al sistema de reconocimiento de voz, y que distribuía esos datos utilizando la conexión a Internet. El fabricante surcoreano explicó que necesita mandar los comandos de voz que se necesitan para manejar la televisión sin mando a un sistema para convertirlos en texto y determinar si se necesita realizar mejoras.
La tecnología de Vizio va más allá y facilitará enormemente el trabajo a las agencias de publicidad, porque podrán conocer mejor lo que buscan los usuarios de estas televisiones. Es una estrategia similar a la que ya utilizan Google y Facebook en sus respectivas plataformas en Internet y que son la clave de la masa de ingresos que generan. Lo que está por ver es hasta que punto el consumidor está abierto a que este tipo de intrusión se produzca sentado ante el sofáE

EL PAIS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *