img_1439006033_e8779a43e77c58fc31e9La Habana, Cuba.- Un yate de tres millones de dólares partió de Key Westesta semana con dos parrillas para asar carne, televisión con 250 canales vía satélite y un plan por si se tuviera que rescatar balseros cubanos desamparados en el Estrecho de Florida.
Después de cuatro horas de navegación sin contratiempos el yate StillWater atracó en la Marina Hemingway de La Habana. Los adinerados pasajeros desayunaron salmón ahumado y bizcochos, luego abordaron un autobús del gobierno cubano con aire acondicionado para realizar una visita de un día ala ciudad.
La Guerra Fría convirtió el Estrecho de Florida en un escenario de amenaza de confrontación nuclear y una tumba de miles de balseros que buscaban una mejor vida en Estados Unidos. Ahora, la normalización de la relación entre Estados Unidos y Cuba que durante años fue problemática está transformando de nuevo el espacio marítimo de 145 kilómetros (90 millas) entre ambas naciones en una zona de recreo para cruceros gigantescos y llamativos yates de lujo.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *