CHETUMAL.- Falta de coordinación entre autoridades de la Secretaría de Infraestructura y Transportes (Sintra) y la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Capa), pues mientras una dependencia llega a bachear los topes clandestinos que ha dejado la otra instancia, ésta vuelve a las calles y destroza las banquetas, dejando surcos, zanjas y hoyancos a lo ancho de las calles, sin asumir su responsabilidad de volver a tapar los hoyos que crea; todo ello ante el mal servicio de la propia Capa, expresaron en un sondeo habitantes del fraccionamiento La Esperanza.
Y es que los afectados señalan que en primera, fueron trabajos a medias los de la Sintra, pues llegaron a bachear esos topes clandestinos que había dejado la Capa, pero por alguna razón, no pasaron a tapar los hoyos de la calle Santa Cruz.
De tal forma, se realizó un sondeo a varios habitantes de dicho fraccionamiento ubicado a espaldas de la Multiplaza Chetumal, quienes expresaron su inconformidad, pues si bien es pequeño este asentamiento urbano, con el problema del flujo de agua a los domicilios los trabajadores de la Capa, dejaron las calles llenas de baches y/o zanjas a lo ancho de las mismas, hasta que recientemente acudió la Sintra a bachear todos estos hoyancos, pero faltando la calle mencionada.
Sin embargo, una vez que acudió la Sintra a bachear, nuevamente la Capa, ha destruido las calles y banquetas, dejando zanjas sin tapar con el argumento que es obligación de los propietarios de la casa que requirieron del servicio para que haya flujo de agua en sus viviendas.
Al respecto Daniel Navarrete Caamal, informó sobre el desabasto del agua en el fraccionamiento, al quedarse sin agua en 2 días y aunque apenas llegó, existe mala presión.
Agregó que está de llamar la atención la falta de coordinación de autoridades o dependencias, pues hace 15 días la Sintra bacheo las calles y los topes clandestinos que existían en la colonia, pero nuevamente llegaron los trabajadores de la Capa a componer las tomas domiciliarias, si embargo, no se comprometen a tapar con concreto y solo echan tierra que con el tiempo hasta los perros de la calles escarban y dejan expuesta esa zanja, dejando las calles otra vez con huecos.
Por su parte Cirilo Bravo Morales, señaló la falta de coordinación entre ambas dependencias, pues en el caso de la Capa, rompe las calles para que llegue el agua a las casas, a causa de obstruirse las tuberías por el mismo sarro y posteriormente llega la Sintra y bachea, pero en estos días, volvieron surgir estos baches y se vuelve a quedar en las mismas.
Refirió que lo roto desde la calle y hasta la banqueta (compostura), no lo arreglaron los de la Capa, expresándole que él lo debería arreglar y en tal sentido, brinda un mal aspecto a todas las afueras de las casas.
En tanto que Víctor Hernández Domínguez, reconoció que ya se han realizado esas operaciones de compostura de tomas de agua y bacheo, lo que genera es que las calles estén en pésimas condiciones todas “parchadas” y en algunos casos, los vecinos le metemos tierra o escombro para que esas zanjas que deja la Capa, sean transitables.
Explicó que en su caso reportaron el problema de una tubería obstruida, se reportó 4 ocasiones y ante ello, su familia la medio arregló y cuando por fin llegó la Capa, cínicamente expresaron “pues nos vamos ya que hicieron nuestro trabajo y si quieren que quede al detalle tienen que meter otro reporte, además de que te informan que luego regresamos a realizar el pavimentado del hoyo hecho por ellos mismos”.
Indicó que frecuentemente se va el abasto de agua y la Capa no informa a la ciudadanía, por lo que ya no le llega agua al tinaco y cuando le llega el vital líquido, tiene que hacer uso de una cisterna para almacenar, pero el flujo no es constante y por ello las tuberías se tapan por el sarro que se acumula y “a ellos no les preocupa eso los afectados somos los usuarios, pero para cobrar si están buenos”.
Doris Correa Jiménez, también habitante del fraccionamiento La Esperanza, expresó que es un problema esa destrucción de la Capa, pues deja baches en todas las calles y los vehículos son quienes resienten el daño por la suspensión, por lo que dijo debería haber una coordinación entre ambas dependencias Sintra y Capa, pues bachean y luego vienen otros trabajadores de otra instancia y rompen las calles sin hacerse responsables de volver a tapar los hoyos, que en ocasiones han causado accidentes a los motociclistas.
Y Carmen Guzmán, con su vivienda en la calle Santa Cruz, que no fue bacheada por la Sintra en los recientes trabajos, expresó su reconocimiento por un lado de la Capa, al arreglarse la toma de agua, ya que llevaban con tiempo de no contar con el vital líquido, “no subía el agua, yo acarreaba con cubetas”.
Sin embargo, reconoció que se compuso el flujo del agua, pero el bacheo y la destrucción en las calles así se quedó, señalando que “nosotros compusiéramos esos daños en la banqueta”.
De esta forma, actualmente el fraccionamiento La Esperanza, vive con irregular abastecimiento del agua, pues se pudo conocer a través de fuentes allegadas a la Capa, que se encuentran operando suministros que abastecen a la ciudad, lo que origina la baja de presión, pero no informan a la ciudadanía y esa situación es recurrente afectando a los habitantes de este asentamiento.
Aunado a que esos trabajos de bacheo, originados a raíz de la compostura de esas tomas de agua, les compete a los empleados de la Capa, volver a taparlos, pero al no dotarles de cemento y los materiales necesarios se van y argumentan que le compete al ciudadano, cuando es la obligación de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, arreglar esas destrucciones de ellos mismos.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *