El español jugará su última edición del Abierto de Acapulco en lo que es su gira de despedida. Ferrer es el máximo ganador del torneo y su más grande leyenda.

El Abierto Mexicano de Tenis cuenta con una amplía lista de leyendas que ha pisado las pistas del torneo, la lista no es corta: Rafael Nadal, Gustavo Kuerten, Carlos Moyá, David Nalbandian, Stanislas Wawrinka, Gastón Gaudio, Fernando González, Marcelo Ríos y muchas otras estrellas han brillado en el paraíso mexicano, pero ninguna alcanza el nivel de grandeza de David Ferrer, el español que dice adiós a un torneo que lo extrañará por siempre.

Ferrer se presentó en Acapulco por primera vez en 2003. Durante tres años vio ganar a Agustín Calleri, Moyá y Nadal, mientras él era incapaz de superar la segunda ronda. Tras una ausencia de cuatro años, el español regresó en 2010, temporada que marcó el inicio de su leyenda en suelo mexicano.

El ex número tres del mundo superó en las últimas rondas a Pablo Cuevas, Fernando González y Juan Carlos Ferrero para levantar el trofeo y entrar a la historia de la competencia. Por fortuna para los mexicanos, Ferrer volvió a Acapulco para defender su título, situación que consiguió en dos oportunidades. Jugadores de la talla de Aleksandr Dolgopolov, Nicolás Almagro y Fernando Verdasco intentaron detenerlo, pero ‘La Pared’ no tenía rival.

Debió llegar Rafael Nadal en 2013 para frenar a su compatriota en la Final y darle conclusión momentánea al reinado de Ferrer. El español volvió un año después para recuperar el trono, pero cayó ante Kevin Anderson en los Cuartos de Final, pero 2015 fue una historia distinta con una victoria sobre Kei Nishikori en la definición para igualar los cuatro títulos de Thomas Muster en el Abierto Mexicano de Tenis. Sin embargo, ninguno de los trofeos del austriaco fue obtenido en Acapulco.

En sus dos últimas participaciones, quedó eliminado en la segunda ronda y tras anunciar su retiro, México fue una cita obligada para la gira de retiro del español. También para agregar a su grandeza, Ferrer fue campeón de dobles en el 2005 junto a Santiago Ventura para un total de cinco títulos.

El adiós se encuentra cerca, pero con la despedida, también vendrá la inmortalidad que alcanzará Ferrer en suelo mexicano, sitio que dejará entre aplausos recuerdos del mortal que se volvió extraterrestre en Acapulco.

Fuente: AS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.