La región 95 de la ciudad de Cancún, es considerada como de las primeras colonias dentro del crecimiento urbano que comenzó a registrar el municipio de Benito Juárez en la década de los 90´s, que principalmente albergó a trabajadores de la segunda etapa de los hoteles que ya operaban en la zona conocida como Punta Cancún y por mucho tiempo fue un lugar de lo más tranquilo.
Sin embargo, con el paso de los años de los problemas de las pandillas que fueron el primer azote delictivo de ese tiempo hasta el año 2003 aproximadamente, lo que generaba conflictos entre vecinos de una calle y otra, pero en la actualidad, por las diversas vialidades de esta región el temor principal son las ejecuciones y los ataques a balazos que en los últimos años se han incrementado en esta zona de la ciudad, pero que particularmente en este 2018 ha ido en aumento.
Esta popular región, es un claro reflejo de que nunca ha existido en Cancún un verdadero modelo de urbanización y esto, responde a la ausencia histórica de mecanismos de planificación y ordenación por parte de las autoridades, en una situación que se aprecia prácticamente en toda la ciudad que va de la mano a la nula presencia policiaca.
Con el paso de los años, en esta importante región de Cancún, donde hoy se respira temor por el incremento delictivo, las características principales son la inseguridad, la pobreza y el desempleo, además de un estancamiento porque quedó prácticamente encajonada entre el crecimiento urbano de alta plusvalía que se aprecia hoy en día hacia el Polígono Sur.
La región 95 abarca los entronques de las avenidas Kinic con Andrés Quintana Roo, Kinic con Nichupté, Nichupté con Industrial e Industrial con Andrés Quintana Roo.
De acuerdo al mapa de la ciudad, cuenta con 14 calles interiores entre la avenida Andrés Quintana Roo y Nichupté, así como siete entre la Industrial y Kinic, incluida la avenida Comalcalco, y entre todas ellas, el temor de los cientos de habitantes es la inseguridad.
Si bien es una zona habitacional, el comercio ha crecido enormemente en esta área de la ciudad con negocios que van desde funerarias, vulcanizadoras, pollerías, estudios fotográficos, talleres mecánicos, entre otros que ha ido surgiendo con el paso de los años.
No obstante un perímetro importante de esta popular zona de la ciudad, particularmente en las calles 10, 12 y 14, esquina con 105, se ha establecido una especie de mercado urbano que le da vida a la región 95 todos los días, en donde convergen desde bazares de ropa o cualquier negocio sobre ruedas (tipo tianguis) con venta de comida, frutas, verduras y que refuerzan las actividades de los establecimientos fijos que existen este punto de la colonia tales como carnicerías, pescaderías, tortillerías pero que hoy, corren el riesgo de ser victimas de la delincuencia ante el descuido total que ha mostrado la autoridad municipal en materia de seguridad.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *