img_1429178598_b7d8962b33a710edd6f0Chetumal.- Una persona que se identificó como Roberto Sanromán dijo ser el dueño de uno de los predios ubicados en el lugar denominado La Jungla, el cual está siendo invadido por personas que carecen de una vivienda. El supuesto dueño desalojó a unas 7 personas que estaban en su predio, a las que les prometió ayudar a conseguir un terreno, para lo cual les pidió documentación oficial, como copia de la CURP, acta de nacimiento y credencial de elector.
Mientras tanto, en otros lotes de la misma área continúan otras familias asentadas, sin que hasta el momento nadie los desaloje.
María Balam Chi, una de las personas desalojadas, relató lo ocurrido y dijo que el día martes llegaron al lugar varias personas y sacaron a quienes estaban invadiendo, e inmediatamente después empezaron a cercar el predio con palos de madera.
“Llegaron los supuestos dueños. Eran como 4 personas que vinieron en sus camionetas, pero el que se presentó con nosotros se llama Roberto Sanromán, nos dijo que estos predios son propiedad de su familia, que se los dejaron cuando fallecieron sus papás”, expresó.
La entrevistada comentó que quien señaló ser el dueño únicamente les dio ese nombre, pero en ningún momento les presentó los títulos de propiedad; sin embargo, les prometió a los que estaban invadiendo su predio y a los otros invasores que los ayudaría a buscar otro lugar para vivir.
“Nos sacó del lugar pero nos prometió que nos ayudaría a conseguir un pedazo de tierra en otro lado, que porque esto pertenece a su familia. Incluso, nos organizó para que supuestamente conformemos un grupo que se va a llamar Chetumal Sin Hogar, sólo eso nos dijo y a mí me pidió que reúna documentación de estas personas a las que supuestamente va a apoyar, y el sábado quedó de regresar para que nos dé una respuesta”, manifestó.
María Balam refirió que algunas personas ya le entregaron los documentos y espera que este sábado regrese al lugar el supuesto dueño, para que les dé una respuesta acerca de su promesa.
“Tenemos la esperanza de que esta persona que se presentó como el dueño del predio realmente nos cumpla, porque todos los que estamos aquí no es por gusto sino porque no tenemos dónde vivir, y sólo buscamos aunque sea un pedazo de tierra para construir nuestra casita, ojalá no nos quiera utilizar y sólo nos esté engañando”, apuntó.
Pero mientras estos fueron desalojados, en lotes aledaños continúan asentadas otras familias, por lo que no toda la invasión ha sido frenada.
Cabe recordar que tanto el Estado, a través del Instituto del Patrimonio Estatal (Ipae), y la Federación, mediante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), ya confirmaron que eso predios no les pertenecen, por lo tanto se trata de un asunto entre particulares.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *