Descubren las opacas prácticas de un conocido desarrollador de software para lucrarse con los datos de sus clientes.

La privacidad y los datos que generamos con el uso de nuestro móvil día a día son oro puro para las empresas. Y no sólo porque hoy los datos de nuestra actividad son muy importantes para dirigir la publicidad, sino porque como hemos conocido ahora, el acceso a estos y a determinados permisos de uso del móvil han dado pie a que un desarrollador muy activo en Google Play se haya lucrado con permisos que nada tienen que ver con la actividad de la app que hemos descargado.

Apps con permisos que nada tienen que ver con su uso

Cheetah Mobile es una de las desarrolladoras de software más destacadas para smartphones. Las descargas de sus aplicaciones se cuentan por cientos de millones en la Play Store, de hecho su app estrella, Clean Master, ya se ha descargado más de mil millones de veces, por lo que os podéis hacer una idea del gran tamaño con el que cuenta su negocio. Pues bien, ahora se ha descubierto que Cheetah era capaz de obtener grandes ingresos a través de apps gracias a unos permisos que estas obtenían de nuestro móvil que excedían su actividad.

A la izquierda el método habitual, y a la derecha el fraude que realizaba Cheetah

Por ejemplo, Clean Master, que se dedica a borrar la cache y memoria del Smartphone, podía acceder a muchas más funcionalidades del terminal, como por ejemplo la agenda, SMS y más datos que nada tiene que ver con borrar la memoria del terminal. Gracias a estos permisos podían controlar otras aplicaciones. Si normalmente las apps con publicidad necesitan que pulsemos en un banner, instalar y ejecutar la app para que el creador de esta reciba ingresos por ella, desde Cheetah habían ideado un sistema fraudulento para ingresar dinero por este concepto sin tan siquiera necesitar la descarga e instalación de las apps.

Gracias a los permisos dados a las diferentes apps, tal y como muestra la imagen, eran capaces de engañar a Google y hacerle creer que aplicaciones de terceros habían sido instaladas a partir de publicidad, simulando los clics y llevándose una comisión por ello. Por lo tanto no sólo obtenían ingresos de publicidad de sus apps, sino también por parte de terceros. Las apps potencialmente peligrosas en este aspecto, y que deberías desinstalar de tu móvil cuando antes son las siguientes: Clean Master, Security Master, CM Launcher 3D, Kika Keyboard (owned by Kika Tech), Battery Doctor, Cheetah Keyboard, CM Locker y CM File Manager.

Fuente: ELPAÍS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *