Algunos consejos son totalmente arbitrarios y carecen de sustento científico.

MADRID, España.- Los mitos pseudocientíficos no son tan fácilmente suplantados por hechos reales. Se nos dice que debemos dar 10 000 pasos al día, comprar productos sin gluten y beber líquidos solo media hora después de cada comida.

De acuerdo con el portal Eju.Tv, algunos de estos mitos son muy usados por la gente, Sin embargo, todas estas creencias no están confirmadas por la ciencia.

Calorías negativas

El apio, el pomelo, el brócoli, los tomates y los pepinos se llaman productos con un contenido de calorías negativo, pero no hay evidencia científica que pueda confirmar esta idea. A pesar de que se trata de alimentos bajos en calorías (de 7 a 30 kcal por 100 gramos), para digerirlos, el cuerpo necesita todavía menos energía. Esto responde al hecho de que contienen mucha agua y fibras, en cuyo proceso el cuerpo gasta pocos recursos.

Beber mientras comes

El agua consumida durante una comida arrastra las partículas de los alimentos al esófago y luego al estómago, desmenuza grandes grumos y también facilita el acceso de ácidos y enzimas a las partículas de alimentos. Diluye las enzimas del jugo gástrico, pero eso no impide el funcionamiento del estómago.

Este último, por su propia cuenta, puede ajustar la composición del jugo gástrico, por lo que un vaso de agua, tomado mientras se come, solo beneficia a este proceso.

El jabón transmite bacterias

El jabón no transmite infecciones. Incluso si este hubiera sido utilizado por una persona con el virus del ébola, la pastilla de jabón seguirá siendo segura. Los científicos realizaron un experimento: de forma intencionada infectaban sus manos con bacterias, se las lavaban y pasaban esta al siguiente participante del experimento. Como resultado, no se encontraron bacterias en las manos de este último.

Diez mil pasos al día aseguran la salud

Diez mil pasos es un número absolutamente arbitrario que se inventó en Japón para promover un podómetro a mediados de los años 60. Para las personas con enfermedades crónicas, de edad avanzada, las que sufren de diabetes y las que están acostumbradas a un estilo de vida sedentario, un fuerte aumento de la actividad física puede tener efectos adversos.

Algunos estudios demuestran que basta con dar, al menos, entre 5 000 y 8 000 pasos por día para mantener un buen estado de salud. Los científicos que intentaron calcular el número exacto necesarios de pasos diarios argumentan que es deseable esforzarse por llegar a los 7 500.

Fuente: Sin Embargo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *