¡En dónde están, dónde están, los Alemanes que nos iban a ganar!; ¡Ay, Ay, Ay Canta y no llores!, y ¡los Alemanes ya probaron… el Chile Nacional!. Estos y otros fueron algunos de los cánticos que cientos de eufóricos fanáticos de la selección nacional entonaron frente al Monumento a la Patria para festejar el triunfo de la Selección Mexicana frente a su similar de Alemania, por marcador de 1-0; celebración que se prolongó más allá de las 14:00 horas cuando comenzaron a retirarse tal como llegaron, es decir, alegres por la victoria del “Tri”.

Bastaron 5 minutos después de que culminó el partido para que hiciera su aparición el primer grupo de aficionados a bordo de un automóvil que dio varias vueltas alrededor del monumento, para después llegar a pie y portando camisetas de la selección nacional y una bandera Mexicana, cantando En dónde están los alemanes que nos iban a ganar y el tradicional Cielito Lindo y al mismo tiempo invitando a los que pasaban por ese sitio a sumarse a la celebración.

Pero en cuestión de minutos, cientos de personas llegaron por cuatro puntos cardinales y se unieron a la fiesta, los conductores de automóviles que pasaban frente al monumento tocaban las bocinas de sus unidades en apoyo a los fanáticos.

Silbatos, tambores, matracas y todo lo que servía para hacer ruido salieron a relucir entre los eufóricos simpatizantes de la selección nacional de fútbol que se dieron cita, quienes todo el tiempo estuvieron vigilados por un contingente de la Secretaría de Seguridad Pública coordinados por Alejandro Ríos Covián Sánchez, quienes decidieron cerrar los accesos al monumento alrededor de las 12:15 horas para evitar algún accidente ante la nutrida cantidad de aficionados que festejaban el triunfo de México frente a los Alemanes por primera vez en un mundial de fútbol.

Hasta ese lugar llegó Didier Heredia vecino de la colonia Xoclán cargando una imagen casi de tamaño natural de San Judas Tadeo, que también dio varias vueltas antes de bajar del vehículo para sumarse a los aficionados. Imagen con la que dieron varias vueltas pero corriendo alrededor de la obra de Rómulo Rozo que estuvo todo el tiempo custodiada por agentes de la SSP que sólo permitió el paso a los reporteros y camarógrafos para que pudieran cumplir con su labor informativa.

Durante la celebración los fanáticos estuvieron lanzando al aire una camiseta de la selección de Alemania y hasta la pisotearon y después la dejaron tirada sobre el asfalto para que sea atropellada por los conductores que pasaban por ese sitio antes de que sea cerrado a la circulación.

Brindando de jubilo los fanáticos gritaban es Alemán el que no brinque, y hubo hasta quien pidió bendiciones por las mujeres que dieron ánimos a los integrantes de la selección nacional, a la que hay que decirlo muchos daban por derrotada, ya que se enfrentarían con los campeones del mundo y que los habían vencido en tres ocasiones en mundiales anteriores, pero que no contaban que el director técnico de la selección nacional ocultaba un as bajo la manga, con la cual logró sorprender a todo el mundo.

Otros aficionados defendieron a Carlos Vela que lo criticaban por cansancio, pero lo que ignoraban es que el jugador originario de Cancún se resintió de una lesión y por eso fue sustituido.

Como siempre no faltaron los fanáticos políticos que comenzaron a gritar Anaya Anaya, al descubrir que una persona de la tercera edad que portaba una camiseta de uno de los candidatos del partido MORENA se acercó a la imagen de San Judas Tadeo a pedir sus bendiciones. Por fortuna nadie les hizo caso y todos siguieron festejando la victoria de la selección nacional en completa calma y hasta en familia, pues varias personas llevaron a sus hijos pequeños portando el uniforme de la selección nacional o el tradicional sombrero de charro mexicano.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *