1_desprotegidos_sinistrosChetumal.- Alrededor de 30 mil campesinos de los municipios Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Lázaro Cárdenas y Tulum corren el riesgo no recibir indemnización en caso de perder sus cultivos de maíz de autoconsumo por algún siniestro –sequía, lluvias atípicas o huracán-, debido a que el Gobierno Federal no ha pagado la póliza del Seguro Agropecuario Catastrófico para proteger a las 76 mil hectáreas de maíz.
Lo anterior lo dio a conocer el subsecretario de Agricultura del Gobierno del Estado, Germán Parra López, quien agregó que la póliza por el Seguro Agropecuario Catastrófico (SAC) es de 27.5 millones de pesos, de los cuales al Gobierno Federal (a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación) le corresponde pagar 22 millones, que representa el 80 por ciento, y al Gobierno del Estado (a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural) 2.5 millones de pesos, es decir, el 20 por ciento.
“Hay que decirlo como es, todavía no se tiene comprado el Seguro Agropecuario Catastrófico como en años pasados, por lo que no se sabe que vaya a pasar con los cultivos de maíz de autoconsumo en caso de algún siniestro. No se tiene la certeza de que vaya a funcionar este año, porque la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, no ha aportado la parte que le corresponde”, reiteró.
Parra López aseguró que el Gobierno del Estado está en la mejor disponibilidad de apoyar a los campesinos, incluso el secretario de Finanzas y Planeación ha informado que se ha ahorrado un poco y que se tiene el dinero para el pago del 20 por ciento del Seguro Agropecuario Catastrófico.
Explicó que en años pasados al tener vigente el contrato del Seguro Agropecuario Catastrófico ayudó a los campesinos y al Estado a solucionar los daños que sufrieron los cultivos como consecuencia de afectaciones climatológicas, aunque no fue mucho pero se les entregaron mil pesos a cada uno de los hombres del campo que reportaron pérdidas, sin embargo, en este 2015 no se tendrá ningún apoyo.
En cuanto al pago del Seguro Agropecuario Catastrófico, dijo: “En este año hicimos lo que nos corresponde por instrucciones del gobernador Roberto Borge Angulo y sólo estamos en espera de la aportación de la Sagarpa.
Sí en este momento se registrara un problema climático –sequía, lluvias atípicas o huracanes-, el cual afecte a los cultivos de maíz de autoconsumo en cualquiera de los seis municipios, no se tendría ninguna posibilidad de echar mano del Seguro Agropecuario Catastrófico, porque sencillamente no se ha pagado. “No hay nada, es difícil decir esto, pero es una obligación darlo a conocer para que los campesinos estén enterados”, acotó.
Finalmente, dijo que de acuerdo a la información de los directores de Desarrollo Económico y Productivo de los municipios, se tiene como resultado que todos los productores de maíz han sembrado para el presente ciclo primavera-verano.
Cabe destacar que en el año 2014 se pagó la prima para el Seguro Agropecuario Catastrófico para 76 mil hectáreas por el orden de 32 millones 812 mil 33 pesos, de los cuales la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural aportó 6 millones 562 mil 406 pesos y la Sagarpa 26 millones 429 mil 627 pesos, en beneficio de los campesinos de los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Lázaro Cárdenas y Tulum.
De acuerdo con las estadísticas de la delegación estatal de la Sagarpa, en Quintana Roo se estima el cultivo del maíz en 80 mil hectáreas y la realizan aproximadamente 30 mil productores, quienes en promedio siembran de una hasta cinco hectáreas.
El 95 por ciento (76 mil hectáreas) es de condiciones de temporal bajo el sistema de roza, tumba y quema, la producción la utilizan los campesinos para el autoconsumo.
En promedio se obtiene una producción de 34 mil 912 toneladas con un valor de la producción del orden de los 107.42 millones de pesos, lo que representa un precio de tres mil 76 pesos y 87 centavos por tonelada. El rendimiento estimado es de 490 kilos por hectárea.
Las cuatro mil hectáreas restantes son de siembras comerciales, en su mayoría de temporal mecanizado, con un rendimiento estimado de 2.5 toneladas por hectárea.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *