Ante la falta de pago, los bancos dueños de los créditos reclamarían las viviendas

Chetumal, Q. Roo.- Cerca de 30 mil familias de Quintana Roo están en riesgo de perder su patrimonio porque adeudan el pago de viviendas a instituciones bancarias a las que el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) vendió su cartera vencida.

Actualmente, el Barzón en Quintana Roo atiende el caso de 25 mil casas sólo en la zona norte (Cancún) de las cuales el 60% de las viviendas que estaban a punto de ser adjudicadas por los bancos, es decir, 15 mil han logrado renegociar y el resto, que son 10 mil, aproximadamente, están en esta situación.

Patricia Palma, presidenta del Barzón en el estado, dijo que la situación es grave en Cancún, pero que en esa zona es más factible que se pueda renegociar la deuda que enfrentan las personas con respecto a su casa, porque existe una mejor solvencia económica.

Contrario a lo que sucede en Chetumal, dijo, donde de las más de mil casas en las mismas circunstancias, sólo el 680 se han logrado regularizar, mientras que el resto están por perderse, es decir, el deprimente flujo económico en la capital del estado, la falta de empleo y de solvencia económica en las familias, provocan que los dueños de esas casas no puedan proporcionar más de mil pesos mensuales para salvar sus hogares, que en su mayoría pertenecen al Infonavit.

Comentó que de los 25 mil casos que llevan a cabo, el 60% están renegociadas, pero aún falta un 40%.

“Renegociar este 40% no está dependiendo del Barzón, sino de los criterios económicos de la gente. De los casos que tenemos documentos, hay mucho más, prevemos que son más de 100 mil casas que están en riesgo en todo el estado y lamentamos mucho esta situación y sí les pedimos que se acerquen a nosotros”, comentó.

Indicó que en la zona sur también hay un número considerable de casas en riesgo o incluso ya en adjudicación de los bancos; sin embargo, al Barzón se han acercado mil 037 personas, de las cuales, 680 han regularizado su situación.

El año pasado, Héctor Pérez Rivero, quien era presidente del Colegio de Abogadas y Abogados de Chetumal, indicó que llevaban el caso de dos personas que estaban a punto de perder su casa, porque el Infonavit y Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) ya había procedido para el embargo; estas personas, dijo, estuvieron pagando sus créditos vía nómina, pero el gobierno anterior no los deposita desde hace más de año y medio.

Fuente: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *