1436976223_083351_1436976966_noticia_normalLeonardo DiCaprio continúa con su lucha por el medioambiente. Ayer anunció que, a través de su fundación, donará 15 millones de dólares (13, 6 millones de euros) “en becas para organizaciones que implementan proyectos medioambientales innovadores y de impacto alrededor del mundo”. El dinero se repartirá entre 27 organizaciones, como Amazon Watch, ClearWater, Save the Elephants o Digital Democracy. Con algunas, la Fundación Leonardo DiCaprio llevaba tiempo trabajando. Como World Wildlife Fund, a la que donó tres millones de dólares en 2013 para proteger a los tigres salvajes de Nepal.

“La destrucción de nuestro planeta continúa por un camino que no podemos seguir ignorando”, dice el propio DiCaprio en el comunicado. “Estoy orgulloso de apoyar estas organizaciones que están trabajando por resolver el desafío más grande de la humanidad”.

Para celebrar una de las mayores donaciones que ha hecho hasta ahora, el actor subió su primer selfie a Instagram, la red social que utiliza exclusivamente para dar visibilidad a todas estas cuestiones medioambientales que le preocupan y los proyectos con los que colabora o le interesan.

DiCaprio ha hecho de la lucha por el medioambiente y la defensa de los animales su única causa desde que en 1998, un año después del estreno de Titanic, convertido ya en estrella mundial, creara la fundación que lleva su nombre. Solo desde 2010 ha invertido en más de 70 proyectos en 40 países distintos. El año pasado recaudó 25 millones entre sus colegas del entretenimiento en una subasta artística solidaria, lideró la marcha por el planeta que tuvo lugar en Nueva York, fue nombrado mensajero de la ONU contra el cambio climático y premiado por su labor por la Fundación Clinton

Di Caprio paseando por las calles de New York / Gtres

Es una labor que el actor, de 40 años, ha llevado hasta su propio terreno profesional. Y, después del éxito del documental Virunga, que llegó hasta los Oscar, DiCaprio anunció recientemente su asociación con Netflix para producir una serie de documentales centrados en la conservación del medio ambiente y la naturaleza.

A pesar de todo, con cada nuevo anuncio de su actividad comprometida y desinteresada, llegan las críticas que le acusan de hipocresía: por dar la cara a favor del medioambiente, exigiendo un esfuerzo de todos, mientras él lleva una vida de lujo.

Este año, entre los documentos filtrados por WikiLeaks tras el pirateo a Sony, salieron a la luz unos correos electrónicos en los que la exCEO de la compañía, Amy Pascal, habría autorizado el pago de hasta seis viajes en avión privado para DiCaprio y su familia entre Los Ángeles y Nueva York. Además de un viaje, también pagado por el estudio, a Las Vegas.

Al Mundial de Brasil también acudió así, y una vez allí, según algunos medios árabes, se habría alojado en el yate del jeque Mansour Bin Zayed Al-Nahyan, dueño del Manchester City, miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi y un magnate del petróleo.

Críticas

Esta forma de moverse por el mundo, siempre en avión privado, es lo que más se le critica. Pero él se defiende con el argumento de que es la manera de proteger su privacidad y lp que le permite atender todos sus compromisos internacionales. Una vez en tierra, se mueve en coches híbridos o eléctricos, y, cuando está en Nueva York, en el servicio público de bicis, como ha sido fotografiado en muchas ocasiones. Tiene cinco casas, pero en ellas intenta cumplir los más estrictos códigos de construcción medioambientales, como el último apartamento que adquirió en el Greenwich Village neoyorquino. Y se compró una isla en Belice, no para celebrar las fiestas por las que también es conocido, sino para construir un resort ecológico y así ayudar a recuperar y proteger la naturaleza de la zona.

“Tenemos la responsabilidad de innovar en un futuro en el que la habitabilidad de nuestro planeta no venga a expensas de los que viven en él”, dice DiCaprio en el último comunicado de su Fundación.

EL PAIS.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *