Ejecutan a expolicía

Policiacas noviembre 6, 2018 HL 0

Un hombre de aproximadamente 70 años de edad fue asesinado en su domicilio, en la colonia Italia* José Salvatierra Díaz, alias “El Chivo”, quien hace 15 años causó baja de la SSP, se encontraba descansando en el corredor de su casa, en la avenida Bugambilias, cuando un sicario se acercó a la puerta de herrería y entre los barrotes disparó en seis ocasiones contra él * Éste era padre de un agente de la Policía Ministerial, por lo que no se preservó la escena del crimen pese a la presencia del director de la PMI, Adrián Valdovinos Rodríguez * El pistolero escapó en el vehículo en que llegó

Un hombre de aproximadamente 70 años de edad, de nombre José Salvatierra Díaz, conocido como “El Chivo”, fue ejecutado esta noche en el interior de su vivienda ubicada en la colonia Italia. La víctima fue un elemento de Seguridad Pública que causó baja hace 15 años, y era padre de un agente de la Policía Ministerial, por lo que no fue respetado el acordonamiento, a pesar de la presencia del director de la Policía Ministerial, Adrián Valdovinos Rodríguez.

Datos recabados señalan que minutos después de las 11:00 de la noche, dos sicarios arribaron a bordo de un vehículo tipo Spark color verde, a una vivienda marcada con el número 384 de la avenida Bugambilias, entre las calles Milán y Florencia.

Un pistolero vestido con un pantalón de mezclilla y una playera blanca descendió del Spark e inmediatamente se dirigió hacia “El Chivo”, de aproximadamente 70 años de edad, quien se encontraba descansando en el corredor de su casa, sentado en una silla, sin playera y muy cerca de la acera peatonal, lo cual fue aprovechado por el sicario, quien presuntamente metió el brazo a través de los barrotes de la barda perimetral y realizó aparentemente seis detonaciones con un arma de fuego.

Tras la agresión, el asesino corrió hacia el automóvil en el que llegó y lo abordó del lado del copiloto, dándose a la fuga rápidamente.

En el sitio quedó sentada la víctima, cuyos familiares salieron al escuchar los estruendos y notaron que su familiar estaba herido, por lo que solicitaron la presencia de los equipos de emergencias.

Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana arribaron al domicilio y después de verificar el cuerpo determinaron que carecía de signos vitales, por lo que agentes de la Policía Estatal acordonaron la calle.

Cuando comenzaron a llegar los familiares, ingresaban al lugar sin dificultad, a pesar de estar contaminando la escena del crimen, y los agentes de la Policía Ministerial, encabezados por su director Adrián Valdovinos, no hicieron nada por preservar el lugar.

Todo fue descontrol, debido a que cerca de 10 personas, incluido el hijo de la víctima, quien es policía ministerial, entraba y salían del lugar, incluso colocaron una silla a un costado del cadáver, mientras los peritos que trabajaban en la zona les pedían que se salieran, pero su solicitud nunca fue acatada.

De la misma forma, dentro de la segunda área de acordonamiento se encontraba media docena de policías ministeriales, quienes fumaban y arrojaban sus colillas de cigarrillos en el piso, sin pensar en preservar el lugar acordonado.

Hasta el cierre de la edición, los peritos continuaban buscando casquillos e indicios, así como huellas dactilares en los barrotes de las rejas, mismas que ya habían sido agarradas en infinidad de veces por los familiares y curiosos.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *