Actualmente, a nadie le queda mejor el título “ranchero de chalado agorero de falsos positivos” que a Vicente Fox Quesada. Sí, le ajusta perfecto porque nadie como él teme que la muerte se le presente en su misma casa y que no le de oportunidad de saber ni cómo llegó hasta él.

El amigo guanajuatense de la fauna reptante: alacranes, tepocatas, víboras, etc., daba muestras de estar ido cuando era Presidente, pero se ha convertido en caso patético de “chaladez” a raíz del ascenso avasallador de Andrés Manuel López Obrador a la jefatura del Estado mexicano.

Obsesionado con AMLO “full time a day”, todo lo que Fox hace ante los medios pagados o intenta desde las redes sociales, es acusar a inocentes haciéndolos pasar por enemigos peligrosos y sentenciar a adversarios haciéndolos pasar por enemigos poderosos.

No trata el ex presidente más que de llamar la atención de modo compulsivo, desde la desquiciada conducta de falsos positivos. Sin embargo, ignora que, cuando se comporta en público como agorero de su propia desgracia por culpa de terceros, evidencia al mundo lo chalado que está; es decir, lo fuera de sus cabales que se encuentra debido a sus terrores exagerados por un destino imprevisto.

El problema de que Fox sea un chalado agorero de falsos positivos es que esta conducta delictiva y criminal es contagiosa al extremo. Ya vemos muchos otros cuadros como el suyo entre las oposiciones reactivas a los poderes del Estado mexicano e, incluso, entre los críticos pagados que les hacen el favor de hacerles creer que no les urgen los manejos psiquiátricos.

P.D. Ahora que veo la patética dimensión de la “chaladez” de Fox, sólo me pregunto cuántos falsos positivos, además del fraude colosal a favor de Felipe Calderón, se impusieron por culpa suya durante el sexenio que fue jefe del Estado mexicano.

Fuente: PorEsto

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.