Mbappé, Griezmann, Pogba, estrellas que tientan a la élite del fútbol. Modric, Rakitic, Perisic, Mandzukic, aquellos que llegaron de abajo y se hicieron un lugar en la cumbre europea. La final del Mundial Rusia-2018 entre el glamour francés y los ‘obreros’ croatas.

Campeones del mundo en 1998 y segundos en 2006, los Bleus llegaron a Rusia en primera clase, exclusiva para los favoritos al título, un prestigio bien ganado por la calidad de sus figuras y el respaldo de la historia.

Armado línea por línea con millonarias figuras del mercado europeo, el seleccionado de Didier Deschamps, capitán del elenco galo que consiguió el único título mundial para ese país, confirmó sin manchas los vaticinios que lo consideraban como finalista.

Ganó el Grupo C con victorias ante Australia (2-1) y Perú (1-0) y ante Dinamarca se permitió un empate (0-0). Maravilló al mundo con su espectacular triunfo ante Argentina en los octavos de final (4-3) y ante Uruguay (2-0), en cuartos, se dio un pequeño paseo por el parque.

Luminarias

Bélgica, una de las sensaciones de la Copa y que con su victoria ante Brasil (2-1) en los cuartos reforzó la posibilidad de meterse entre los finalistas, apenas sacudió a los franceses en las semifinales y cayó 1-0.

“Francia es un equipo muy fuerte”, aseguró la exestrella inglesa Alan Shearer. “Tienen diferentes alternativas de juego, vimos lo que hicieron ante Argentina y cómo jugaron ante Bélgica. Por eso son candidatos al título”, reconoció el exastro del Newcastle.

Kylian Mbappé, el prodigio francés de 19 años que ha deslumbrado en Rusia, va camino a convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo.

Antoine Griezmann fue Balón de Bronce en 2016 y Paul Pogba llegó a ser ese año la transferencia más cara en la historia del fútbol al pasar de la Juventus al Manchester United por 120 millones de euros.

Pero la corte ‘bleu’ no son solo estas tres luminarias. Hugo Lloris, el ‘1’ galo es uno de los goleros más cotizados en el viejo continente, el ‘multipulmón’ N’Golo Kanté tiene sus días contados en el Chelsea y los zagueros Raphael Varane y Samuel Umtiti son considerados dos de los mejores defensores centrales del planeta.

Croacia sabe sufrir

Pero los franceses saben lo que Croacia significa en el fútbol europeo: sufrimiento hasta la última gota de sudor y guerra sin cuartel sin importar el escenario.

“La fuerza de los croatas es su mentalidad, son luchadores que juegan colectivamente y que adoran ese tipo de partidos”, advirtió la leyenda del fútbol holandés, Marco Van Basten.

Bleus y ajedrezados se enfrentaron en las semifinales de 1998 (2-1), y luego de un pequeño susto que Davor Suker les pegó a los 46 minutos, Lilian Thuram sofocó el intento de revolución de los croatas con dos tantos (47 y 70) que significaron la victoria y el pase a la final.

Croacia le dio a Inglaterra, el miércoles en la segunda semifinal del Mundial de Rusia, una lección de esfuerzo y de determinación para morir con el hacha al hombro. Así firmaron el 2-1 en el tiempo extra, trabajando a destajo, sin pausa.

Los balcánicos dominaron el Grupo D con tres sólidas victorias ante Nigeria (2-0), Argentina (3-0) e Islandia (2-1). Dinamarca (3-2) y Rusia (4-3) fueron sus víctimas por penales en octavos y cuartos luego de empates 1-1 y 2-2 en 120 minutos, respectivamente.

La banda de Modric

De la mano de un Luka Modric cerebral, que tras fichar por el Real Madrid en el verano boreal del 2012 se fue abriendo un lugar en la élite europea, Croacia ha hecho gala en Rusia de un fútbol de posesión, propositivo y elegante.

Los nuevos ajedrezados, en su quinta participación en una Copa del Mundo, superaron a aquel equipo de Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki que terminó tercero en Francia-1998 en su primer Mundial tras la independencia del país siete años antes. Y fútbol y esfuerzo les sobra para ir por más ante Francia.

Veinte años después

2018, veinte años después de otro partido mítico entre ambos, la semifinal del Mundial-1998 ganada 2-1 por los galos, que hasta ahora era el partido más importante de la historia del fútbol del país balcánico

¿Qué fue de los protagonistas de aquella aventura de hace dos décadas, que se convirtieron en los ídolos de la generación actual de Luka Modric, Ivan Rakitic y compañía?

El seleccionador

Miroslav ‘Ciro’ Blazevic, 83 años. Considerado por los croatas como “el entrenador de los entrenadores”, es ahora un octogenario que dejó la selección en el año 2000 para pasar a dirigir clubes. Desde entonces pasó por una decena de equipos, en Croacia, China e Irán, hasta su retirada definitiva en 2014.

El arquero

Drazen Ladic, 55 años. Después de haber terminado su carrera en el Dinamo de Zagreb, el portero que recibió en aquella semifinal dos goles de Lilian Thuram es ahora entrenador de arqueros. Desde marzo forma parte del cuerpo técnico de su selección.

Los defensas

Slaven Bilic, 49 años. Para los franceses sigue siendo el hombre que privó a Laurent Blanc de jugar la final, provocando su expulsión. Para los croatas, este hombre gran aficionado a tocar la guitarra, fumador empedernido, es un personaje muy querido. Fue seleccionador de 2006 a 2012. Ha entrenado también al Lokomotiv de Moscú, al Besiktas y al West Ham londinense, donde fue despedido en 2017.

Igor Stimac, 50 años. Fue un año seleccionador, entre 2012 y 2013, durante un momento complicado para el equipo. Después entrenó al Zadar en su país, en la segunda división, y luego a un club iraní.

Dario Simic, 42 años. Durante mucho tiempo tuvo el récord nacional de partidos internacionales (100). Cofundó un sindicato de futbolistas y se hizo empresario, dirigiendo una compañía de distribución de agua potable. En 2017 se presentó al puesto de presidente de la Federación Croata, pero fue derrotado por su excompañero de equipo Davor Suker.

Robert Jarni, 49 años. Consiguió su único gol internacional en cuartos de final de aquel Mundial ante Alemania (3-0). Es el único croata en haber jugado todos los partidos de su país en las Copas del Mundo de 1998 y 2002, año de su retirada. Después de dedicó al fútbol sala. Es actualmente seleccionador Sub-19 de Croacia de fútbol.

Los centrocampistas

Zvonimir Boban, 49 años. Capitán de los ‘Vatreni’ en Francia-1998, retomó sus estudios universitarios tras su retirada en 2002. Se hizo comentarista para diversos medios deportivos.

Silvio Maric, 43 años. Entró en el partido en lugar de Boban, lesionado. Tras su retirada impulsó una escuela de fútbol, la ‘Academia Maric’, situada junto al estadio del Dinamo de Zagreb, pero en 2016 el centro cayó en la bancarrota.

Mario Stanic, 46 años. Se vio forzado a retirarse en 2004 por una lesión en una rodilla, cuando jugaba para el Chelsea. Intolerante al gluten, dirige una empresa especializada en productos para celiacos.

Robert Prosinecki, 49 años. Colaboró con Bilic cuando estuvo al frente de la selección. Conocido tanto por su talento como por su afición a la fiesta, Prosinecki acaba de tomar las riendas de la selección de Bosnia-Herzegovina.

Zvonimir Soldo, 50 años. El año del Mundial-1998 perdió la final de la Recopa de Europa con el Stuttgart, donde acabó su carrera en 2006. Después inició una carrera como entrenador, sin gran éxito.

Aljosa Asanovic, 52 años. Después del Mundial, su carrera entró en suave declive, con dos temporadas sin gran brillo en el Panathinaikos griego y luego etapas en el Austria Viena y en el fútbol australiano.

Los atacantes

Goran Vlaovic, 45 años. El Mundial-1998 fue su momento de gloria, luego desapareció prácticamente de la selección. Volvió en 2002, pero como suplente. Durante un tiempo fue comentarista de partidos para la HRT.

Davor Suker, 50 años. Un héroe nacional por haber marcado el gol de su selección en aquella semifinal ante Francia. Actualmente es presidente de la Federación Croata de Fútbol, aunque un sector de la hinchada le acusa de ser una marioneta del hombre que maneja las hilos en el fútbol del país, el empresario Zdravko Mamic, que acaba de ser condenado a penas de prisión por malversaciones.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *