Esta semana, una cruzada anticorrupción iniciada por el príncipe Mohamed bin Salman ha causado encarcelamientos de altos funcionarios y millonarios, pero nadie conoce dónde están recluidos, hecho que coincidió con la cancelación de reservaciones en este hotel.

Las puertas están cerradas, la línea telefónica siempre está ocupada y no puedes reservar una habitación hasta el 1 de febrero del próximo año.

El Riyadh Ritz-Carlton de Arabia Saudita se volvió de repente un sitio muy exclusivo, y según rumores, una prisión de lujo.

A principios de esta semana, justo cuando Arabia Saudita declaró una purga anticorrupción dirigida contra algunos de los hombres más ricos y poderosos del reino, los invitados fueron expulsados y las reservaciones fueron canceladas.

Los agentes de viajes dijeron que el complejo había sido reservado para uso exclusivo del Gobierno saudí.

Los sauditas compartieron capturas de pantalla que mostraban que el hotel estaba completamente lleno porque se rumoraba que los detenidos, a quienes calificaron como ‘VIP’, estaban en ese sitio.

Algunos de los arrestados son el multimillonario príncipe Alwaleed bin Talal, otros 10 príncipes, cuatro ministros y docenas de exfuncionarios y empresarios.

La gente bromea acerca de quién se agregará a la “lista de invitados del Ritz”. El Centro de Comunicación Internacional del Gobierno no respondió a una solicitud de comentarios sobre dónde están detenidos los implicados en la cruzada anticorrupción iniciada por el príncipe Mohamed bin Salman.

Hace unas semanas, el hotel recibió a algunos de los principales funcionarios y empresarios del mundo para una conferencia llamada ‘Davos en el desierto’.

En un día normal, el vestíbulo es un salón informal de funcionarios del Gobierno, consultores y empresarios prominentes que pasean entre los pasillos decorados con caballos de bronce y adornos de colores pastel al estilo de Luis XIV.

Los huéspedes que nadan en la extravagante piscina cubierta, exclusiva sólo para hombres, miran hacia un cielo azul pintado en el techo, el cual está lleno de nubes.

Pero el domingo, la propiedad estaba cerrada y sin guardias de seguridad a la vista.

La línea telefónica principal del hotel suena ocupada durante toda la semana. Un gerente de servicio, a quien llamaron a su celular, dijo que el hotel estaba cerrado y que no tenía más información.

Marriott, que opera el hotel, no quiso hacer comentarios y argumentó que era por la privacidad de los huéspedes.

Quien haya reservado todo el hotel debió decidir que necesitaba más tiempo. El domingo, se realizó una búsqueda en el sitio web del hotel, donde mostró la próxima disponibilidad de habitaciones para el 1 de diciembre.

El martes se realizó el mismo procedimiento y la fecha se amplió par el 15 de diciembre. Tan sólo un día después, sólo se podía reservar a partir del 1 de febrero del próximo año.

Eso les daría a los interesados tiempo para ahorrar. Cuando el hotel vuelva a abrir, la suite real estará disponible por 20 mil riales (5 mil 332 dólares) por noche.

Fuente: El Financiero.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *