El futbolista brasileño, de baja en el PSG por una lesión en el pie, es criticado por disfrutar de las fiestas de Río de Janeiro y por coquetear con una cantante en presencia de su exnovia.

Aunque una lesión le impide brillar en el terreno de juego, Neymar da todavía mucho que hablar fuera de los campos de fútbol. Su supuesto coqueteo en el carnaval de Río con la cantante brasileña Anitta delante de su exnovia, Bruna Marquezine, ha levantado polvareda. Horas después de haber volado a París para reintegrarse en el PSG después de casi dos semanas de estancia en Brasil, adonde viajó para recuperarse de una lesión en el quinto metatarso, el jugador más caro del mundo se despidió de su país natal a lo grande.

Con gorra oscura y uniformado con la camiseta azul que representa a su camarote del sambódromo de Río de Janeiro, el futbolista repartió abrazos y sonrisas en medio del tumulto y se dejó fotografiar por la cantante Anitta a pocos metros de Marquezine, cuya relación terminó el año pasado.

Según relata la prensa brasileña, a la antigua pareja de Neymar no le hizo gracia la situación y, aunque en un primer momento dejó de seguir a Anitta en Instagram, más tarde decidió desactivar directamente toda su red social. Anitta, considerada la reina del pop en Brasil, y Marquezine, uno de los rostros más famosos del país, se disputan también el liderato en las redes sociales. En Instagram, la cantante cuenta con 35,5 millones —la mujer más seguida del gigante sudamericano—, mientras que la intérprete se queda en los 34,4. Las dos muy lejos de los 111 millones de admiradores que acumula Neymar.

El entorno del delantero, de 27 años, y la propia Anitta, de 25, han negado el romance. No obstante, según el canal UOL, las dos celebridades brasileñas se intercambiaron besos en la exclusiva zona privada llamada camarote. “Soy amiga de Neymar hace muchos, muchos años. Si van a inventar que tuve algo con él, que no tuve, desgraciadamente no tuve nada con nadie”, explicó en un vídeo colgado en las redes sociales la cantante, quien dijo no ser amiga de Marquezine, a pesar de haber coincidido con ella en varias ocasiones.

Además de sus líos amorosos, Neymar también ha causado una gran polémica por salir de fiesta a pesar de estar lesionado. Unos días antes de los carnavales de Río, el capitán de la selección pentacampeona del mundo asistió además a las fiestas de Salvador. Allí fue criticado por haber aparicido sin las muletas que le acompañan desde su lesión y haber bailado durante toda la noche.

Neymar, por el que el PSG pagó 222 millones de euros, obtuvo el pasado 21 de febrero el permiso del club francés para proseguir su recuperación de la lesión que se produjo en el quinto metatarsiano, en la misma parte del pie derecho que se había lastimado en 2018 y que le tuvo en el dique seco unos tres meses.

En su estancia en la casa de playa que tiene en Mangaratiba, balneario en el litoral sur de Río de Janeiro, ha estado rodeado de amigos y familia. Entre otras personalidades, recibió en su mansión bañada por el Atlántico a una leyenda del fútbol brasileño, Ronaldo Nazário, actual propietario del Valladolid y exjugador del Real Madrid.

Una vez finalizado el carnaval, Neymar ha regresado a la capital francesa, donde proseguirá con su plan de recuperación que prevé su vuelta a los campos a mediados de abril.

Fuente: ELPAÍS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.