La demagogia, con toda su capacidad destructiva, es un riesgo latente en el país. El populismo siempre busca oportunidades para avanzar en tiempos de incertidumbre, como los que hoy se viven en el mundo y en México, “con sus caudillos y grupos radicales” que venden o quieren imponer una visión “simplista y maniquea” de la realidad, acusa el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“La naturaleza de la demagogia es, más que soluciones a las necesidades de la sociedad, persiguen el poder o la consecución de proyectos personales o de grupos. Los populistas, sin importar su ideología –de derecha o izquierda- no resuelven los problemas que denuncian, los acrecientan: la pobreza o el conflicto social son su modus vivendi”, sentencia.

Este mensaje coincide con las palabras del Presidente Enrique Peña Nieto durante un evento del Partido Revolucionario Institucional (PRI). La sombra del populismo y la demagogia, dijo ese sábado, amenaza a las sociedades democráticas del mundo. En varias naciones, continuó el mandatario, están surgiendo opciones políticas que, en su ambición de poder, prometen soluciones mágicas que en realidad terminan por empobrecer a las familias y restringir las libertades ciudadanas.

El CCE señala directamente a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) como uno de esos grupos al asegurar que “así lo hemos visto con la implementación de la reforma educativa, y en particular en el caso de Oaxaca”, donde la coordinadora ha realizado una serie de manifestaciones y bloqueos contra la evaluación docente que incluso llevó al gobierno a suspenderla momentáneamente en beneficio de las elecciones de junio y más recientemente a reestructurar el IEEPO.

Además, sus plantones en las plazas públicas han afectado la economía de los negocios cercanos. en su mensaje semanal.

Declara que ellos piensan que “por su sola interpretación y voluntad” pueden, por ejemplo, negar la legitimidad de las reformas que cuentan con un aval constitucional, aprobadas por quienes fungen como representantes populares por medio del voto ciudadano.

El organismo empresarial reconoce que son innegables los desafíos en materia de pobreza y marginación (hay dos millones más de pobres en dos años), de desigualdad, injusticias, corrupción, abusos y violencia. Todo ello, afirma, materia de justa inconformidad y de reclamos legítimos.

Sin embargo, dice, en estos contextos nunca faltan personajes o agrupaciones “que ofrecen sus soluciones simplificadas para arreglar cuestiones complejas; que deforman la profundidad de los problemas al reducirlos a cuestiones de los ‘buenos’ y los ‘malos’. Más aún, suelen aprovechar la ocasión, con total oportunismo, para lucrar políticamente con el conflicto, que no buscan atenuar o resolver, sino radicalizar”, critica el Consejo.

Más que populismo y confrontación política y social, sugiere, lo que México necesita son mejores policías, procuradurías y aparatos de justicia; mejores escuelas y oportunidades de desarrollo para los maestros; un sector productivo más competitivo y dinámico, con más empresas, y más y mejores empleos.

También, agrega, mejores gobiernos, que ejerzan sus obligaciones y manejen el gasto público con eficiencia, transparencia y rendición de cuentas.

En los últimos 60 años, documenta, la experiencia en el mundo demuestra cómo la demagogia exacerba los problemas: abandera el combate a la pobreza con un discurso radical, pero invariablemente genera fenómenos como escasez, inflación, endeudamiento público explosivo y declinación de la actividad productiva, todo lo cual deriva en un mayor número de pobres.

Como se ha visto en varios países, la demagogia, sin importar el signo ideológico del que se trate, puede llegar al poder por la vía democrática, para proceder a desmantelar las instituciones republicanas y sustituirlas por asambleas populares o el autoritarismo.

“No hay soluciones mágicas o fáciles; tenemos que invertir en nuestro futuro, con responsabilidad y mucho trabajo”, concluye el Consejo.

SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *